DESTACAMOS >>> 
  • El PIEB inició un recorrido por su historia que en breve habrá cobrado 20 años, e invita a participar de él a través de la ventana especial en el lateral derecho del portal.
  • El PIEB inició un recorrido por su historia que en breve habrá cobrado 20 años, e invita a participar de él a través de la ventana especial en el lateral derecho del portal.
El ejercicio de los derechos en el pueblo Chimane

Los miembros del Pueblo Chimane ejercen plenos derechos al interior, pero se ven limitados de hacerlo cuando salen a relacionarse con otros sectores y grupos sociales. Un grupo de investigadores plantea que los derechos ciudadanos también tienen una forma de ejercitarse desde un vínculo cultural y étnico.

Estos son algunos de los hallazgos de la investigación “Uso e incidencia de los derechos de los pueblos indígenas en la cultura y vida de los caimanes de la región amazónica de Bolivia”, ejecutada por Wilder Molina, Verónica Navia, Ascencio Lero, Amparo Rodríguez y Tatiana Paniagua.

El trabajo se hizo en el marco de la Convocatoria Nacional “Derechos de los pueblos indígenas y originarios de Bolivia” lanzada en el marco del Convenio de Cooperación Interinstitucional entre el Ministerio de la Presidencia de Bolivia, a través de la Unidad de Coordinación y Promoción de Políticas y Derechos Indígenas, y el Programa de Investigación Estratégica en Bolivia (PIEB).

El propósito del grupo fue analizar la incidencia de los procesos políticos, generados desde el Estado o la sociedad civil, en las nuevas formas de construcción de ciudadanía y prácticas de derechos de los pueblos indígenas, y más concretamente en la sociedad chimane de estructura nómada.

Una conclusión del estudio, según Wilder Molina, es que el ejercicio de los derechos ciudadanos de tipo colectivo no se puede pensar sin tomar en cuenta las condiciones culturales de los grupos Chimane.

Y es que los derechos ciudadanos también tienen una forma de asimilarse y ejercerse desde un vínculo cultural y étnico.

El ejercicio de los derechos al interior de la sociedad Chimane es amplio y tiene fuerte arraigo a través de la familia y sus otras instituciones. Sin embargo existen dificultades para ejercer sobre todo los derechos políticos como grupo cuando se quiere tener presencia a nivel de las instituciones estatales, como el municipio o la escuela.

Los investigadores diferenciaron dos ámbitos de ejercicio del derecho en este caso: el que se ejerce al interior de la sociedad chimane (en términos de participación, inclusión y acceso a servicios básicos) y el que se ejerce hacia fuera con resultados de déficit.

“Si bien están planteados los derechos hacia afuera, acceder y ejercer esos derechos tienen muchas limitaciones en el entorno porque éste todavía funciona en base a pautas, a prejuicios y a concesiones de derechos ciudadanos más de tipo abstracto, no vinculado a una identidad étnica y cultural. Por eso mismo hasta ahora encontramos que los chimane son el grupo menos presente en los espacios público estatales”, comentó Molina.

Un ejemplo de esto sucede en la educación. Al interior del pueblo chimane existe un grupo de 60 profesores de escuela, pero que tienen un ultimátum del Estado para abandonar esos cargos por ser interinos.

Molina advierte que el problema no está en crear más y mejores normas, sino en la estructura social de la población boliviana. Por ejemplo, un borjano (de San Borja) puede decir que a un chimane le falta mucho (en conocimientos y capacidades) para ser concejal municipal, sin embargo muchos concejales no chimane no han tenido que pasar necesariamente por una previa formación en temas públicos.

Con todo, esos mecanismos, normas y el sistema de derecho ya están siendo mejor percibidos y concebidos como instrumentos que hay que utilizar y aprovechar para avanzar.

Con la propuesta de autonomías indígenas, por ejemplo, el derecho consolidado es el de acceso a un territorio colectivo, reconocido con un título. Esto implica tener potestad sobre el uso de recursos, derecho a reducir las presiones de agentes externos, etcétera.

En otros ámbitos, algunos mecanismos estatales sólo ponen trabas al ejercicio del derecho. Como la exigencia de la libreta del servicio militar para ser autoridad o incluso maestro de escuela, un requisito difícil de cumplir por los chimane pues es muy problemático culturalmente, para ellos, abandonar su pueblo, incluso por temporadas, para ir al cuartel.

“En el pueblo chimane se encuentra un proceso de ciudadanía como construcción y aspiración de nuevos derechos y como recepción de derechos estatales ya establecidos”, dice una de las conclusiones del estudio.


OTRAS NOTICIAS

© Periódico Digital de Investigación sobre Bolivia

Av. Arce 2799, esq. Calle Cordero, Ed. Fortaleza · Piso 6 · Oficina 601. Teléfonos: 2432582 - 2431866 · Fax 2435235