DESTACAMOS >>> 
  • El PIEB inició un recorrido por su historia que en breve habrá cobrado 20 años, e invita a participar de él a través de la ventana especial en el lateral derecho del portal.
  • El PIEB inició un recorrido por su historia que en breve habrá cobrado 20 años, e invita a participar de él a través de la ventana especial en el lateral derecho del portal.
 
MÁS NOTICIAS
 / Historia  
El proceso que se inició el 25 de mayo de 1809 en Chuquisaca
Periódico Digital PIEB • 25-05-2009
El proceso independentista en Bolivia y la región es un planteamiento que se fue forjando. Este 25 de mayo se recuerda el grito libertario de Chuquisaca, ocurrido en 1809, un hito histórico cuyo simbolismo se fue construyendo, porque en esa época no se pensaba en el tema de la independencia como tal.

Así se puede leer en el relato que hace Javier Mendoza en La mesa coja (PIEB, 1997), donde recupera los antecedentes de este proceso y su relación con el grito de Independencia del 16 de julio en La Paz, eventos que este año cumplen el bicentenario.

Según este trabajo, existía en la Audiencia de Charcas un antiguo pleito que mantenían los oidores y los ministros que la componían, con el presidente Ramón García Pizarro y el Arzobispo Moxó y Francolí, por cuestiones administrativas. Ante los acontecimientos sucedidos en España (el apresamiento y la abdicación de Fernando VII), Pizarro y Moxó se inclinaron por apoyar a la Junta de Sevilla, a lo cual se opusieron los oidores, manifestando su indeclinable apoyo al Rey. Esto desencadenó los hechos de un proceso que se venía gestando.

A continuación, el relato textual de Javier Mendoza.

“Entonces, un pequeño grupo de doctores de Charcas radicales –entre los que destacaban los hermanos Zudáñez, Bernardo Monteagudo y Joaquín de Lemoine–, se reunieron en reuniones secretas y trataron de aprovechar la situación de forma que sirviera para las ideas independentistas que alentaban. Los doctores ahondando de esta manera la división entre ellos y las autoridades españolas. Así, los oidores, que en su mayoría eran peninsulares, acabaron, sin percatarse de ello hasta que fue muy tarde, en el lado de los revolucionarios.

En ese punto, la Junta de Sevilla, que había cobrado prominencia, comisionó el brigadier José Manuel Goyeneche, un arequipeño que hizo carrera militar en España, para viajar a América portando pliegos con noticias sobre los acontecimientos y solicitando el apoyo de las autoridades españolas en el Nuevo Mundo. Después de pasar por Buenos Aires, donde se reunió con el Virrey Liniers, Goyeneche llegó a La Plata para entrevistarse con la Audiencia el 10 de noviembre de 1808. Era, además, portador de un oficio de la Princesa Carlota Joaquina.

Los oidores, impulsados por los doctores radicales, se negaron a reconocer la autoridad de la Junta de Sevilla que reclamaba Goyeneche insistiendo en su fidelidad al Rey español depuesto. Continuando con su proyecto, los doctores radicales aprovecharon el momento para denunciar ante el pueblo, que estaba cada vez más exaltado, un entendimiento entre Pizarro, Moxó y Goyeneche, a quienes denunciaron como “carlotistas”, para entregar las colonias españolas en América a los portugueses.

Goyeneche, sin poder lograr el apoyo que buscaba, siguió si camino hacia Lima y quedaron en La Plata las autoridades españolas (Pizarro y Moxó) que tuvieron que enfrentar el recelo del pueblo que ya estaba sublevado.

En enero de 1809 se reúne el claustro de la Audiencia y la situación, impulsada por los doctores radicales, se fue agravando, hasta que ante la versión de que Pizarro era un traidor, el 25 de mayo, los oidores enviaron un oficio a Pizarro solicitándole su renuncia. Pizarro reaccionó decretando la prisión de varios de ellos. Había una Ley de Indias que decía que los oidores no podían ser tomados presos sin una orden expresa del Rey, pero no había Rey. De todos los oidores sólo fue detenido Jaime Zudáñez quien fue conducido a prisión por las calles gritando al pueblo que lo llevaban preso ilegalmente. El pueblo se amotinó y después de un enfrentamiento con los soldados invadió la casa de Pizarro y la squeó. En esos actos sobresalió por su actuación Francisco Ríos, apodado el “Quitacapas”, un miembro del bajo mundo altoperuano, como líder del levantamiento popular. Pizarro fue hecho prisionero y la Audiencia, dirigida por los oidores, asumió el poder.

Inmediatamente salieron emisarios a varios lugares, Monteagudo fue a Potosí, y a La Paz fue enviado Mariano Michel, que era hermano del presbítero Juan Manuel Mercado que sería miembro de la Junta Tuitiva en el movimiento paceño. La presencia de este enviado es fundamental para comprender la relación entre los revolucionarios del 25 de mayo y los del 16 de julio.

La Audiencia sublevada gobernó hasta noviembre de 1809 cuando Vicente Nieto fue enviado por el Virrey como su nuevo presidente. En febrero de 1810 los cabecillas fueron arrestados. Jaime Zudáñez murió en la prisión y Monteagudo fugó para seguir su labor de subversión”.

© Los artículos difundidos por el Periódico Digital PIEB
pueden ser reproducidos total o parcialmente, citando la fuente.




 
EN PORTADA
Universidades  •  Investigadores de Tarija participaron en curso de actualización
Género  •  Estudian el suicidio de mujeres en Pocona vinculado a la modernización de la comunidad
Investigación  •  Intelectuales analizan los quiebres y continuidades de la nación y de lo plurinacional
Educación  •  En dos municipios de Chuquisaca sólo 2% de la población escolar logra el bachillerato
Investigación  •  Entregan la “Tea de la Libertad” al PIEB en reconocimiento a sus 20 años de aporte a la investigación
Publicaciones  •  Cuatro libros sobre lenguas del ámbito andino, amazonía y oriente son puestos en línea
Agro •  La concentración de tierras, uno de los “temas calientes” de la política agraria en Ecuador
Urbes •  Investigación recorre “La historia del transporte paceño”
Instituciones •  En 30 años, la interacción social del CIDES ha permitido visibilizar problemas “escondidos” en la sociedad
Investigación •  Investigaciones para conocer tecnologías campesinas e indígenas en el altiplano
Educación •  El avance hacia la educación primaria universal sufre un estancamiento a nivel mundial
Historia •  Domésticos y salvajes: Ana María Lema encuentra pistas de la presencia de los animales en la vida del siglo XIX
Historia •  Banderas y banderolas bolivianas, como trofeo de guerra en el Museo de Historia Nacional de Chile
Universidades •  La universidad debe mirarse a sí misma como un problema de investigación, dice investigadora
Generacionales •  El 92% de niños, niñas y adolescentes en La Paz no participan del mercado laboral
Instituciones •  UNIR realiza una consulta ciudadana sobre las noticias de las elecciones 2014
Universidades •  La U-PIEB cumple 12 años en el campo de la formación en investigación
Instituciones •  Mario Yapu: “En la experiencia del PIEB la formación sale de los muros de las aulas“


 
© Periódico Digital de Investigación sobre Bolivia
Nº de Depósito Legal 4-3-75-12
ISSN 2304-5221
Av. Arce 2799, esq. Calle Cordero, Ed. Fortaleza · Piso 6 · Oficina 601. Teléfonos: 2432582 - 2431866 · Fax 2435235