DESTACAMOS >>> 
  • El PIEB inició un recorrido por su historia que en breve habrá cobrado 20 años, e invita a participar de él a través de la ventana especial en el lateral derecho del portal.
  • El PIEB inició un recorrido por su historia que en breve habrá cobrado 20 años, e invita a participar de él a través de la ventana especial en el lateral derecho del portal.
 
MÁS NOTICIAS
Peces nativos del lago Titicaca son inseminados artificialmente para evitar su extinción
/ • 2007-07-04 | El Centro de Investigación y Desarrollo Acuícola Boliviano (CIDAB) sembrará ispis, mauris, suches, karachis y bogas en el lago Titicaca, como resultado de un estudio realizado para recuperar estas especies nativas. Todas son especies en peligro de extinción, debido a la introducción de especies exóticas, el uso inadecuado de los recursos pesqueros y la falta de normas que establezca la prohibición de pesca en ciclos de reproducción de los peces.

El estudio buscó formas de reproducción artificial de las especies y herramientas para evitar su desaparición. El caso del suche es especial, porque se tuvo que recorrer extensos sectores del lago para pescarlos y tener la suerte de encontrar un pez en edad reproductora. La boga fue traída desde Perú, desde la laguna Arapa cercana al Titicaca, en un trabajo conjunto con técnicos peruanos, explicó el investigador y componente del directorio del CIDAB, Franklin Tarqui.

La desaparición de estos peces se debe a la introducción al lago de especies foráneas y voraces, como la trucha. Para que esta no continúe literalmente devorando a los peces nativos, la institución logró establecer que la cría de esta especie sea en cautiverio, en estanques o jaulas flotantes.

Por otro lado, el pejerrey que es otra especie con especial preferencia por los peces nativos, según el estudio, logró adaptarse “en los últimos años” a la alimentación que ofrece el lago, ya no a base de peces.

Inseminación artificial
El trabajo que realiza el CIDAB, mediante su área de recursos pesqueros, es reproducir los peces en peligro de extinción artificialmente, criarlos durante un mes en cautiverio y luego liberarlos, cada año en septiembre, mes en el que los acuáticos animales comienzas su periodo de reproducción.

Para la conservación de las especies, en septiembre del año pasado, se criaron y liberaron 50 mil crías de karachi negro, 50 mil de karachi amarillo, 20 mil mauris, 5 mil suches y aproximadamente 100 mil ispis.

El CIDAB se creó hace 17 años y tiene un departamento dedicado exclusivamente al estudio de los peces nativos, desde su habitat, hábito alimenticio, época de reproducción, zonas en las que se reproducen, a las formas de mitigación de la pérdida de especies.

Su centro de trabajo se encuentra en la población de San Pablo de Tiquina a 3.812 metros de altura, en el Lago Titicaca, el espejo de agua más grande de la región, en medio de la cordillera de Los Andes, en el altiplano de La Paz.

Hábitos de pesca
La desaparición del mauri o del karachi no se da sólo en el Titicaca. Las zonas ribereñas del Poopó albergan poblados pequeños y dispersos de pescadores que explotan los recursos pesqueros para asegurar su subsistencia, alternando la pesca con la agricultura, ganadería ovina, la minería y otras actividades primarias de subsistencia. Esta predominancia de empleos inestables caracteriza la pesca estacional.

La investigación Análisis situacional de la actividad pesquera en el lago Poopó del departamento de Oruro (PIEB, 2006) dice que la desaparición de las especies nativas de debe en gran parte a que el productor de la zona no sabe del manejo, manipuleo, conservación, procesamiento y comercialización del pescado y tampoco se ha vinculado con ningún tipo de instancia que lo capacite en estas artes, ya sea del Estado, municipios, u organizaciones no gubernamentales. Eso, sin mencionar que le falta infraestructura adecuada: muelles, centros de acopio, conservadoras, etcétera.

Por otro lado, las características propias del altiplano y particularmente el denominado Sistema Titicaca, Desaguadero, Poopó y el salar de Coipasa (Sistema TDPS), sufre constantemente eventos naturales que modifican las estructuras de diseño natural, a estos eventos, en la región del Lago Poopó se suman la contaminación antrópica debido al desarrollo de las poblaciones humanas y más aun la actividad minera.

De igual forma la paulatina reducción de los caudales de agua por la “regulación” del lago Titicaca en su cuenca alta y los diferentes programas de trasvase de las aguas de la red hidrográfica de la cuenca del rió Mauri de los vecinos países (Chile y Perú), y los requerimientos de riego a lo largo del río Desaguadero, han provocado una drástica reducción del espejo de agua del lago Poopó, afectando a todo el sistema TDPS.

Todos estos factores que afectan directa e indirectamente al lago Poopó hacen que se refleje de manera mucho más nítida en la baja en la productividad pesquera. Tanto es así que los pronósticos hablan de que en 50 años el lago no será más que un charco de agua.

Proceso de reproducción
La búsqueda de soluciones que encara el CIDAB propone la recuperación de las especies. En ese marco, el trabajo de investigación tiene que ver con la Biología y comienza con la captura de los peces, sea con redes tradicionales o la compra de individuos a los lugareños, de tal forma que la especie no se dañe en el momento de la pesca. Posteriormente se realiza la ambientación y el “sexado” (separación de machos y hembras) y selección de peces sexualmente maduros.

La extracción de las ovas del pez, desove, se realiza anestesiándolo previamente para evitarle daños y contracciones, secando al mismo con una toalla y apretándole suavemente el abdomen con los dedos pulgar e índice y depositando las ovas en un recipiente pequeño.

El método que utilizan para la extracción de semen, es el de succión con una jeringa y el apoyo de un microscopio; luego, el proceso de fecundación artificial es realizado mediante el método seco, que consiste en la mezcla de de ovas con semen utilizando una pluma de ave o una solución salina. Para que el proceso continúe, se separan las ovas seis horas después de la fecundación y luego pasan a la incubadora.

El último proceso y muy importante, es el cuidado de los embriones, ya que cada semana se tiene que realizar la limpieza de las incubadoras y de las especies muertas, además de la alimentación periódica con plancton del lago. Después de un mes de cuidado, los pequeños peces son liberados por todos los sectores del Lago Sagrado que está dentro nuestro territorio.

 
EN PORTADA
Conservación •  Las cinco diferentes aves rapaces diurnas que sobrevuelan la ciudad de La Paz
Sociedad  •  Los nuevos asentamientos de El Alto sólo se abastecen de agua de carros cisternas privados
Medio Ambiente  •  En septiembre se superó récord de focos de calor en el norte del país
Sociedad  •  Jorge Evangelista: “La mayor cantidad de refugiados son de nacionalidad peruana y colombiana”
Urbes  •  La ciudad de Nuestra Señora de La Paz, en cifras
Investigación  •  Las II Jornadas InvestigaSur 2014 se abren con un homenaje a Lorenzo Calzavarini
Historia  •  Chuquiabo, el lugar hasta donde los españoles llegaron buscando oro
Conservación •  Un proyecto busca recuperar los bienes que forman parte del patrimonio postminero
Cambio Climático •  Técnicos prevén la llegada de un débil fenómeno El Niño para fines de esta primavera
Seguridad alimentaria •  Más del 80% de los alimentos es suministrado por la agricultura familiar
 •  ONU dice que la pobreza extrema se ha reducido, pero aún falta justicia social y equidad
Economía •  En pleno auge económico de las exportaciones, un libro plantea una pregunta: “¿Dónde está la plata?”
Género •  La discriminación hacia las trabajadoras sexuales está presente en 15 países
Medio Ambiente •  Bolivia tiene mayor huella ecológica por el pastoreo de ganado, dice informe


 
© Periódico Digital de Investigación sobre Bolivia
Nº de Depósito Legal 4-3-75-12
ISSN 2304-5221
Av. Arce 2799, esq. Calle Cordero, Ed. Fortaleza · Piso 6 · Oficina 601. Teléfonos: 2432582 - 2431866 · Fax 2435235