DESTACAMOS >>> 
  • El PIEB inició un recorrido por su historia que en breve habrá cobrado 20 años, e invita a participar de él a través de la ventana especial en el lateral derecho del portal.
  • El PIEB inició un recorrido por su historia que en breve habrá cobrado 20 años, e invita a participar de él a través de la ventana especial en el lateral derecho del portal.
 
MÁS NOTICIAS
Incallajta prueba la viabilidad de la gestión participativa en torno al patrimonio cultural
/Arqueología • 2007-07-05 | La investigadora María de los Ángeles Muñoz, arqueóloga y doctorante de antropología, inició hace ocho años un periplo que se tradujo en una tesis de maestría y en un libro que habla sobre el diálogo entre el legado cultural que representan las ruinas de Incallajta y el desarrollo de las comunidades que circundan este sitio arqueológico en el departamento de Cochabamba.

Un diálogo que supera las élites científicas a las que estaban relegadas las investigaciones arqueológicas y su discusión, sostiene Muñoz.

El estudio de caso se inició con una perspectiva arqueológica, dice la autora, pero terminó siendo una reflexión sobre cómo la gestión participativa y mancomunada en torno al sitio arqueológico, a la postre puede aportar a Bolivia la inscripción como Patrimonio de la Humanidad de este legado incaico.

“Lo particular del caso es que identidad y participación se han ido estructurando a través del patrimonio, demostrando la potencialidad única que los bienes culturales tienen de cohesionar y catalizar procesos individuales y comunitarios de desarrollo humano y social”, explica la autora de Patrimonio cultural y desarrollo local comunitario. El caso de Incallajta. En estas líneas veremos por qué.

Incallajta, la tierra de los incas
El sitio está ubicado en uno de los valles del sur de Cochabamba, a 140 kilómetro de la ciudad, cerca al camino antiguo a Santa Cruz. El complejo arqueológico tiene alrededor de 30 hectáreas de extensión, con estructuras distribuidas armónicamente sobre una elevación que constituye una plataforma natural inclinada.

Para fines administrativos se encuentra en el Municipio de Pocona. El sitio ha sido declarado Monumento Nacional desde 1929, declaratoria ratificada por ley en 1988, y es con Tiwanaku y Samaipata, uno de los sitios arqueológicos más importantes del país.

De hecho, es el eje central geográfico entre los Patrimonios de la Humanidad bolivianos (las Misiones Jesuíticas, Tiwanaku, Oruro, y las ciudades de Sucre y Potosí). Además, se encuentra en un punto estratégico entre el Titicaca y Samaipata, en los confines del imperio inca.

“El sitio fue reportado a la ciencia por primera vez en 1913, por el barón sueco Erland Nordenskiöld. Circundado por una muralla periférica, está constituido por grandes plazas y patios, alrededor de los cuales se encuentran las estructuras”, relata la investigadora.

Incallajta es más conocido por su arquitectura monumental y el área central del sitio esta dominada por un enorme edificio rectangular o kallanka de 78 metros de largo por 25 metros de ancho; y al menos 12 metros de alto. “Esta estructura es la más grande de todas las edificaciones de una sola nave hasta ahora conocidas”.

Mil almas
Pero este enorme complejo no está en un paraje desolado. La cuenca del río Machajmarca baña tierras con viviendas dispersas en las cinco comunidades que componen la Subcentral Incallajta Quirusillani (44 afiliados), Machajmarca (80 afiliados); Vacas K’uchu (30 afiliados) Leuque (40 afiliados) y la comunidad de Inca Baja (40 afiliados). Sumando los miembros de la familia de cada afiliado, se cuenta con cerca de mil habitantes en la zona.

“El trato cotidiano, el acercamiento que se ha tenido con los comuneros de la zona y el Municipio de Pocona, ha hecho que los objetivos y expectativas iniciales de un simple proyecto de investigaciones arqueológicas, se convierta un proyecto integral de extraordinarios resultados, con demandas concretas relacionadas a su patrimonio y con nuevas esperanzas para las comunidades”, dice Muñoz.

Y es que poniendo en práctica la gestión participativa de los habitantes de la zona es que se logró conformar el expediente del sitio para su inscripción como Patrimonio de la Humanidad. Independientemente de esta declaratoria, actualmente en manos de la UNESCO –cuyo veredicto ha quedado diferido–, la zona ha asumido que la “cultura” es el “sentido” mismo de la vida.

Prueba fresca es que el Plan Operativo Anual 2007 del Municipio de Pocona contempla el financiamiento inicial del Museo del Sitio en el Monumento.

Qué se ha estado haciendo
Desde 1972 Incallajta ha estado a tuición del Instituto de Investigaciones Antropológicas y Museo Arqueológico de las Universidad Mayor de San Simón (INIAM-UMSS), bajo cuya tutela técnica se encuentra hoy y donde trabajo la autora de la investigación.

“Esta institución ha realizado con el apoyo del Ejército algunas limpiezas durante los años 1970, 1980 y en 1990 construyó los senderos de piedra con los que cuenta hoy; siendo ésta la última intervención institucional hasta el año 1999 en el Monumento”. Pero no es sino a partir del año 1999 que este importante legado arqueológico es finalmente considerado, tanto para fines investigativos, como para la puesta en el valor que merece, sostiene.

Ello se materializa en principio en el “Proyecto de Investigaciones arqueológicas Inkallajta” y el consecutivo “Incallajta y la ocupación inca en los valles de Pocona”, que actualmente ejecuta Muñoz con el apoyo de la cooperación Sueca.

Según la arqueóloga, acaso sus más importantes hallazgos consisten en la certeza de que “si la cultura no se integra de forma decidida al proceso de desarrollo, cualquier modelo que se proponga estará destinado al fracaso. Por otra parte, a toda comunicad local, nacional e internacional le interesa mantener y poner en valor su patrimonio cultural, al ser este generador de desarrollo, entendido desde su acepción más amplia e inclusiva”. Y eso es lo que se espera que resulte, señala, de una futura declaratoria de Incallajta como Patrimonio de la Humanidad.

 
EN PORTADA
Salud •  La educación sobre el cáncer cérvico uterino reporta buen nivel de conocimiento en mujeres, dice estudio
Urbes  •  Schmidt: La movilidad de las personas dentro de la ciudad es un derecho
Comunicación  •  La tecnología y la crisis están cambiando a los medios de comunicación y a los periodistas
Población  •  En Bolivia la sobrepoblación carcelaria alcanza el 202%
Investigación  •  Nelson Antequera: “El PIEB aportó un importante cuerpo investigativo, documental, acerca de la problemática urbana en Bolivia”
Género •  Estudio: Campesinas e indígenas logran la inclusión pero en marcos de exclusión
Ciencia •  Distinciones serán entregadas en el “Día del Químico Boliviano”
Urbes •  Expertos analizan el sistema vial y de transportes de la ciudad de La Paz
Investigación •  El Premio Nacional de Ciencias Sociales y Humanas ingresa a la etapa de revisión
Medio Ambiente •  Reporte: Agosto y septiembre son meses de mayor concentración de áreas quemadas
Generacionales •  Estudio indaga en las relaciones amorosas y sexuales de los adolescentes en situación de calle
Investigación •  “La rebelión de los objetos cerámicos” se presenta en la RAE de este año
Población •  A propósito de Urkupiña, Quillacollo en cifras
Población •  La población del Gran Chaco creció en 26,79 % entre los Censos del 2001 y el 2012
Historia •  La gente puede votar para que su obra favorita esté entre los 200 libros fundamentales de Bolivia


 
© Periódico Digital de Investigación sobre Bolivia
Nº de Depósito Legal 4-3-75-12
ISSN 2304-5221
Av. Arce 2799, esq. Calle Cordero, Ed. Fortaleza · Piso 6 · Oficina 601. Teléfonos: 2432582 - 2431866 · Fax 2435235