DESTACAMOS >>> 
  • La próxima semana, la Biblioteca virtual subirá los Estados del Arte de La Paz que sirvieron para armar una agenda de investigación departamental
  • La próxima semana, la Biblioteca virtual subirá los Estados del Arte de La Paz que sirvieron para armar una agenda de investigación departamental
 
MÁS NOTICIAS
Enrique Dussel habla de “un Marx útil para Bolivia”
/Sociología • 2008-03-19 | “Hacia un Marx desconocido” era el título de la disertación del filósofo argentino Enrique Dussel en La Paz, pero al viajar el martes a las siete de la mañana, desde el aeropuerto de El Alto hacia su hotel, sus anfitriones le pintaron un panorama tan conflictivo de la coyuntura boliviana que decidió cambiar su exposición a: “Hacia un Marx útil para Bolivia”.

La presentación del experto fue la noche del martes, ante un salón repleto en el Museo de Etnografía y Folklore (MUSEF). La introducción a su intervención, que estuvo a cargo de Juan José Bautista, fue reveladora de inicio: Dussel se apoya en “un Marx no estandar, un Marx que no es el auténtico, que no es el puro, que no es el original”.

Así fue en el marco del II Seminario “Pensando el mundo desde Bolivia”, organizado por la Vicepresidencia de la República, y cuyo disertante esta semana es precisamente el filósofo argentino. Dussel expone además sobre “El pueblo, lo popular y el populismo” y “La política de la liberación”.

La primera exposición en el MUSEF se trató sobre Carlos Marx, el creador de la ideología científica del pueblo explotado, el materialismo histórico y dialéctico, una ideología que después fue desarrollada en la historia por Lenin, en Rusia, y por Mao Tse-tung en el siglo XX, en China.

Marx en América Latina
Dussel dice que Marx escribió cuatro veces el Capital, y él las leyó todas en alemán. Según Dussel, el gran filósofo alemán era “un hombre de un corazón que no podía soportar el sufrimiento de la humanidad”, por eso dedicó su vida a estudiar la dinámica del capital y llegó a la conclusión de que el sistema capitalista estaba impregnado y se alimentaba de la sangre del proletariado. Una metáfora (sangre) que resume la explotación laboral.

Dussel dice que Marx no era dogmático, no era economicista, no fue un antirreligioso, ni un anarquista que pensaba de inicio en la destrucción del Estado, tampoco fue antidemocrático.

Pero “¿Cuál es el Marx que nos interesa en América Latina?”, se pregunta Dussel. Y él mismo responde con cuatro aspectos. El primero es la conclusión de Marx acerca de que la acumulación del capital es proporcional a la acumulación de la pobreza y la miseria, es decir que esa riqueza de algunos se funda y se sostiene debido a la explotación de muchas personas.

El segundo aspecto de Marx es el de la política. Aquí Dussel muestra su concepción sobre el poder: “Ustedes saben que en Bolivia, en el fondo, no hay Estado. Esta mañana (martes) cuando me bajo (del aeropuerto) me enteran de que está la cosa peor, que los de Santa Cruz están queriendo autonomizarse, de qué, del Estado, cuál Estado, el Estado boliviano, pero en Santa Cruz, me cuentan, no hay demasiada presencia del Estado… En realidad es un Estado corporativo de familias que nunca se constituyó realmente ni como Estado liberal, para eso habría tenido instituciones fuertes bien organizadas en todo el país, pero no las hay. Entonces cómo vamos a tener gobierno si no tenemos la nave. No es asunto de suplir las funciones que debía hacer la burguesía: crear un Estado boliviano federal fuerte y luego
dar autonomías…”.

Marx en Bolivia
Dussel afirma que no existe la figura de tomar el poder de un Estado porque “el poder sólo tiene una sede y es la comunidad política o el pueblo”, pero “una vez que usted ocupa el lugar de las instituciones, como le acontece a Evo Morales, entonces tiene que tener un concepto positivo del poder” y no solamente el negativo.

El filósofo rescató de Morales su planteamiento de 2006 de “ejercer un poder obediencial”, que es un “concepto nuevo en la teoría político mundial”. “Las instituciones son el lugar del ejercicio delegado del poder, no el lugar del poder… y cuando yo subo digo ‘compañeros, yo soy presidente… miembro del Estado, yo estoy a su servicio porque me han nombrado para servirles, soy la autoridad del pueblo que me la ha concedido para que todos cumplan, no es que tengo yo la autoridad, me la han dado ustedes, esto es poder obediencial’”.

El tercer aspecto es la disolución del Estado que, según Dussel, es crear una sociedad donde desaparezcan las instituciones a la larga, si éstas son de dominación. La premisa planteada por el filósofo es que las instituciones no serían necesarias si todos fuéramos perfectos, y una de las más desarrolladas instituciones es el Estado.

El cuarto aspecto es la democracia real, que implica crear un nuevo cuerpo de derechos para entrar a un nuevo Estado de derecho y relaciones nuevas entre las personas. Esas son las premisas de Dussel para América Latina.

 
EN PORTADA
Salud  •  La salud pública tiene carencias para detectar riesgo de discapacidad en infantes
Medio Ambiente  •  Unas 123 especies de agua dulce están amenazadas en los Andes Tropicales
Publicaciones  •  El PIEB pone en línea estados del arte que sintetizan la investigación en cada departamento
Convocatorias  •  Convocan a ponencias sobre “La reinvención de tierras bajas americanas”
Tierra y Territorio  •  La acción humana ha intervenido y modificado cerca del 50 % del territorio
Desarrollo •  Bolivia se coloca atrás en la nómina de naciones innovadoras
Agropecuaria •  El maní, se gana más en el comercio que en la producción
Generacionales •  Más de 970 mil niños y niñas están en riesgo de perder el cuidado familiar y parental
Población •  Cerca de 1,9 millones de personas, la mayoría niños y niñas, viven en la indigencia
Instituciones •  El sistema de justicia resuelve menos procesos que antes de la reforma judicial


 
© Periódico Digital de Investigación sobre Bolivia
Nº de Depósito Legal 4-3-75-12
ISSN 2304-5221
Av. Arce 2799, esq. Calle Cordero, Ed. Fortaleza · Piso 6 · Oficina 601. Teléfonos: 2432582 - 2431866 · Fax 2435235