En el inicio del siglo XXI el PIEB se propuso romper las brechas entre regiones

Entrevista a Fernando Prado
Miembro del Comité Directivo del PIEB

Mirar más allá de la sede de gobierno era un reto, pero había que dar el paso si el objetivo era ampliar la investigación en ciencias sociales a las distintas regiones del país. Así se hizo desde el Programa de Investigación Estratégica en Bolivia (PIEB) en el quinquenio 2000-2005, con la apertura de los concursos dirigidos a investigadores de las regiones para que desarrollaran temáticas vinculadas a sus problemáticas específicas.


Fernando Prado, miembro del Comité Directivo del PIEB, investigador y director del CEDURE, explica que el PIEB dio este paso también por iniciativa de los grupos de investigadores cuya actividad se realizaba fuera del eje central La Paz-Cochabamba. "Nos dimos cuenta de que había una brecha en el mundo académico, entre los investigadores de La Paz y Cochabamba y la realidad que se vivía dentro de las regiones", recuerda Prado.


El PIEB asumió esa situación y preparó una estrategia para llegar a las regiones con sus convocatorias de proyectos de investigación. Prado dice que esto tenía tres ventajas: Primera, que en las regiones no se iba a competir con las "vacas sagradas" del mundo académico, sino que iba a tratarse de una competencia "interna", muy de la región; segunda, que las convocatorias se hacían a partir de reuniones y talleres que identificaban problemáticas regionales; y tercera, que se abría a la participación de investigadores jóvenes. La experiencia muestra un buen resultado, sostiene el investigador, porque se ayudó a formar recursos humanos dentro de las ciencias sociales y comunidades de investigadores a nivel regional.


"Las únicas publicaciones valiosas en las regiones son las que ha publicado el PIEB, se han formado pequeños grupos o comunidades de investigadores donde antes no existía. Claro que queda mucho por hacer -continúa Prado-, en especial en el caso de Santa Cruz porque aquí hay una cultura local muy marcada por el pragmatismo, es una región alejada de los centros académicos, pesa más el desarrollo económico y la orientación hacia investigaciones aplicadas y en tecnología".


La entrada a las regiones estuvo acompañada de la búsqueda de vínculos con las universidades públicas, pero también involucró a organizaciones de la sociedad civil y a grupos de investigadores jóvenes que comenzaron a trabajar organizada y sistemáticamente por iniciativa propia. En este último caso está el colectivo Jatupeando, compuesto por profesionales jóvenes, la mayoría mujeres, que impulsan el encuentro anual InvestigaCruz, conversatorios y diferentes actividades relacionadas en la ciudad de Santa Cruz.


"Hemos tenido que romper aquí uno de los mitos: Que cuando se hablaba de investigación se sobreentendía que era en actividades productivas, o sea investigación aplicada; la investigación para ciencias sociales ha sido una novedad", dice Prado. En su criterio, Santa Cruz está mostrando una necesidad de mayor desarrollo de las ciencias sociales para resolver los problemas que tiene como región y para insertarse en las discusiones en boga del país, "para lo cual se necesita tener diagnósticos acabados y estrategias de inserción que sólo puede nacer del conocimiento profundo de sus características sociales, económicas y culturales".

INICIO      1995-2000      2001-2005      2006-2009      2010-2013     
Programa de Investigación Estratégica en Bolivia (PIEB).
Av. Arce 2799, esq. Calle Cordero, Ed. Fortaleza · Piso 6 · Oficina 601. Teléfonos: 2432582 - 2431866 · Fax 2435235