DESTACAMOS >>> 
  • "Incidencia y aportes del PIEB. 20 años por los caminos de la investigación en Bolivia: 1994-2014", próximamente en el PD.
  • "Incidencia y aportes del PIEB. 20 años por los caminos de la investigación en Bolivia: 1994-2014", próximamente en el PD.
 
DOSSIER
TEMA: Alasitas: Origen, dinámicas y ritualidad
¬ Origen, nombres y significados del Ekeko
¬ Feria y encuentro con el imaginario colectivo paceño
¬ Alasita: Una interpretación histórica
¬ Una perspectiva de la celebración, desde las iglesias
¬ Estudiarán la feria de Alasitas como una microciudad
¬ La feria de Alasitas mueve más de 20 millones de bolivianos
¬ El origen de la Alasita se sostiene en mitos y leyendas

Estudiarán la feria de Alasitas como una microciudad
21-01-2010

La Feria de Alasitas se constituye en una microciudad mientras permanece instalada por dos o tres semanas en La Paz, con artesanos que desarrollan su vida diaria ahí y visitantes que permanecen por largos períodos.

El arquitecto David Vila y un equipo de estudiantes de Arquitectura de la Universidad Mayor de San Andrés (UMSA) estudiarán el espacio urbano de la Feria de Alasitas, en el marco de un proyecto multidisciplinario más grande que es impulsado por el Museo de Etnografía y Folklore (MUSEF).

Desde la arquitectura y el urbanismo, los investigadores verán la feria como una miniciudad que necesita un espacio adecuado, fluidez, equipamiento, servicios y una estética simbólica para desenvolverse cómodamente.

Los investigadores empezarán por registrar las condiciones actuales de la feria, en los aspectos de equipamiento técnico, sanitario, estético y medioambiental, este último vinculado a la contaminación.

“Hemos podido observar, con base en registros de otros años, que un evento de tanta importancia no está equipado adecuadamente” a pesar de que funciona temporalmente como una microciudad, dice el arquitecto Vila.

Según los datos que manejan los investigadores, cerca de 3.300 comerciantes estarán presentes en la exposición de Alasitas. Un dato de 2006, de la Alcaldía Municipal de La Paz, mostraba que había 4.500 vendedores aproximadamente en esa gestión. Por eso es que los urbanistas consideran que se necesita un espacio urbano con equipamiento adecuado para expositores y visitantes.

Como elementos básicos y necesarios, el arquitecto Vila anota la señalética (que informe al visitante dónde está exactamente), el autoabastecimiento de energía (con un panel solar en cada stand), un estacionamiento, una guardería para los hijos menores de los expositores, espacios de descanso (bancas ubicadas cada cinco minutos de caminata), postas de salud y de seguridad, centros de información, etcétera.

Se trata, dice Vila, de un diseño multidimensional que se adapte a las condiciones culturales y de vida urbana adoptadas por los paceños, pero que despeje peligros como casetas construidas con calaminas y alambres improvisados, puestos de venta codeándose con vehículos estacionados y precarias baterías sanitarias que contaminan el ambiente.

“El mismo acto del sahumerio es de un yatiri (adivino aymara) que se instala donde puede. La idea no es instalar un sector de yatiris, ellos deben adaptarse donde se los necesite, pero (hasta ahora) ese espacio surge de una adaptación muy espontánea, a lo que venga”, comenta el arquitecto Vila.

Según dice, el comportamiento del espacio está cambiando en la actualidad hacia una sobreposición de acciones, hacia lo que se denomina multidimensional. Una multidimensionalidad que tiene que ser equipada con infraestructura básica, agua, electricidad, postas de salud, información, seguridad policial, etcétera, al alcance de la mano.

“La sociedad en colectivo, todo el evento Alasitas está pidiendo que se personalice el espacio para esa actividad. El espacio tiene que ser mutable, flexible y polivalente. Es una nueva forma de ver el espacio”, comenta Vila, quien piensa en la Feria de Alasitas como un espacio espontáneo pero con una lógica y orden implícitos.

El arquitecto David Vila puede ser contactado a través del correo electrónico davifon@yahoo.com.

 



Estudiarán la feria de Alasitas como una microciudad
21-01-2010

La Feria de Alasitas se constituye en una microciudad mientras permanece instalada por dos o tres semanas en La Paz, con artesanos que desarrollan su vida diaria ahí y visitantes que permanecen por largos períodos.

El arquitecto David Vila y un equipo de estudiantes de Arquitectura de la Universidad Mayor de San Andrés (UMSA) estudiarán el espacio urbano de la Feria de Alasitas, en el marco de un proyecto multidisciplinario más grande que es impulsado por el Museo de Etnografía y Folklore (MUSEF).

Desde la arquitectura y el urbanismo, los investigadores verán la feria como una miniciudad que necesita un espacio adecuado, fluidez, equipamiento, servicios y una estética simbólica para desenvolverse cómodamente.

Los investigadores empezarán por registrar las condiciones actuales de la feria, en los aspectos de equipamiento técnico, sanitario, estético y medioambiental, este último vinculado a la contaminación.

“Hemos podido observar, con base en registros de otros años, que un evento de tanta importancia no está equipado adecuadamente” a pesar de que funciona temporalmente como una microciudad, dice el arquitecto Vila.

Según los datos que manejan los investigadores, cerca de 3.300 comerciantes estarán presentes en la exposición de Alasitas. Un dato de 2006, de la Alcaldía Municipal de La Paz, mostraba que había 4.500 vendedores aproximadamente en esa gestión. Por eso es que los urbanistas consideran que se necesita un espacio urbano con equipamiento adecuado para expositores y visitantes.

Como elementos básicos y necesarios, el arquitecto Vila anota la señalética (que informe al visitante dónde está exactamente), el autoabastecimiento de energía (con un panel solar en cada stand), un estacionamiento, una guardería para los hijos menores de los expositores, espacios de descanso (bancas ubicadas cada cinco minutos de caminata), postas de salud y de seguridad, centros de información, etcétera.

Se trata, dice Vila, de un diseño multidimensional que se adapte a las condiciones culturales y de vida urbana adoptadas por los paceños, pero que despeje peligros como casetas construidas con calaminas y alambres improvisados, puestos de venta codeándose con vehículos estacionados y precarias baterías sanitarias que contaminan el ambiente.

“El mismo acto del sahumerio es de un yatiri (adivino aymara) que se instala donde puede. La idea no es instalar un sector de yatiris, ellos deben adaptarse donde se los necesite, pero (hasta ahora) ese espacio surge de una adaptación muy espontánea, a lo que venga”, comenta el arquitecto Vila.

Según dice, el comportamiento del espacio está cambiando en la actualidad hacia una sobreposición de acciones, hacia lo que se denomina multidimensional. Una multidimensionalidad que tiene que ser equipada con infraestructura básica, agua, electricidad, postas de salud, información, seguridad policial, etcétera, al alcance de la mano.

“La sociedad en colectivo, todo el evento Alasitas está pidiendo que se personalice el espacio para esa actividad. El espacio tiene que ser mutable, flexible y polivalente. Es una nueva forma de ver el espacio”, comenta Vila, quien piensa en la Feria de Alasitas como un espacio espontáneo pero con una lógica y orden implícitos.

El arquitecto David Vila puede ser contactado a través del correo electrónico davifon@yahoo.com.

 



 
 
EN PORTADA
Investigación •  La experiencia del PIEB en un libro: “Modelo de gestión de investigación estratégica en Bolivia”
Ciencia  •  Según investigadores del IIF:
El proyecto ALPACA pondrá al país a la vanguardia de la investigación científica
Publicaciones  •  La revista Estudios Bolivianos revisa dos décadas de aportes
Sociedad  •  Curso virtual sobre proyectos para la economía campesina-indígena
Etnografía  •  Oxford publica una investigación sobre los comerciantes aymaras en la economía global
Derecho  •  Primera convocatoria para becas de investigación en materia constitucional
Ciencia  •  Nobel de Física dictará una conferencia sobre la oscilación de los neutrinos
Educación  •  Según la Unesco, continúa la disparidad en la educación de indígenas y no indígenas
Investigación  •  Dos sistematizaciones recuperan la contribución del PIEB al país
Opinión  •  Conocer para cambiar: el milagro del PIEB
Opinión  •  Los desafíos de investigar la realidad boliviana
Sociedad •  Investigación brinda información relevante sobre el comercio en vía pública
Etnología •  Libro sobre la "japonización de la dominación patronal y respuesta obrera" se presenta en el MUSEF
Culturas •  Reflexiones sobre la patrimonialización de la música
Convocatoria •  “El ABC del desarrollo en Bolivia” en una fotografía
Educación •  Seminario promovió un debate informado sobre la educación en Bolivia
Publicaciones •  Dos volúmenes inauguran la colección “Xavier Albó, obras selectas”
Publicaciones •  Convocatoria para publicar en el Anuario del ABNB
Sociedad •  Xavier Albó recibirá el título de Doctor Honoris Causa de la UMSA
Convocatoria •  El IPDRS invita a sistematizar experiencias de acceso a la tierra
Opinión •  Dos décadas ganadas
Etnología •  El multiculturalismo boliviano y la invención de los indígenas tacana


 
© Periódico Digital de Investigación sobre Bolivia
Nº de Depósito Legal 4-3-75-12
ISSN 2304-5221
Av. Arce 2799, esq. Calle Cordero, Ed. Fortaleza · Piso 6 · Oficina 601. Teléfonos: 2432582 - 2431866 · Fax 2435235