DESTACAMOS >>> 
  • "Imágenes de la revolución nacional. Robert Gerstmann en las minas de Bolivia" a la venta en las oficinas del PIEB.
  • "Imágenes de la revolución nacional. Robert Gerstmann en las minas de Bolivia" a la venta en las oficinas del PIEB.
 
DOSSIER
TEMA: Bosques

La deforestación de los bosques gana la batalla ambiental
26-07-2011

¿Por qué avanza la deforestación de los bosques en el país? La respuesta tiene que ver principalmente con aspectos económicos que explican el comportamiento de los inversionistas y propietarios de tierras, quienes encuentran alternativas más rentables en el cambio de uso del suelo. Es decir, en habilitar terrenos boscosos para producir soya, desarrollar ganadería u otras actividades productivas que presentan rentabilidades mayores a las que puede presentar el bosque.

Ahora bien, el cambio de uso del suelo a otros usos distintos no necesariamente significa que en todos los casos las actividades alternativas al bosque generan más beneficios económicos, en muchos casos, el cambio de uso se da por la falta de reconocimiento del valor económico que tiene el bosque, a consecuencia de la ausencia de políticas e incentivos que permitan valorizarlo, explica el investigador y economista Alfonso Malky, quien, desde Conservation Strategy Fund (CSF) ha estudiado los costos de oportunidad de distintas actividades productivas que están ocasionando procesos de deforestación en el país.

"Debido a los incentivos económicos que impone el mercado y a la ausencia de políticas/incentivos que permitan conservar los bosques en pie, el país está perdiendo de manera progresiva su capital natural", dice Malky en esta entrevista con el Periódico Digital del PIEB.

¿Cuáles son las alternativas a la cuestión del cambio de uso de suelos en los bosques?
En términos globales, si se evalúan las políticas y proyectos que tratan de impedir el incremento de la deforestación, podríamos decir que a nivel global la batalla se está perdiendo, porque cada vez son más áreas de bosque están siendo convertidas a otros usos. Esa conversión responde a diversos factores de tipo social y cultural, pero principalmente, responden a factores económicos relacionados a la rentabilidad de quienes tienen el acceso o derechos propietarios sobre la tierra.

Sin embargo existen casos puntuales de situaciones inversas. Tenemos un ejemplo con la producción de castaña que es una actividad que por sí sola está protegiendo el bosque porque la rentabilidad que genera su aprovechamiento es más alta a la de otras alternativas que requerirían un cambio de uso. En Bolivia tenemos el caso de Pando donde la castaña tiene una rentabilidad interesante y está siendo aprovechada por familias locales, así como por migrantes. Existen otros ejemplos puntuales como el turismo, que han podido incidir positivamente en términos de conservación en regiones específicas y donde no existen muchas condiciones para el desarrollo de actividades agropecuarias.

Finalmente mencionaría proyectos relacionados al pago por servicios ambientales, y dentro de estos proyectos, los proyectos de compensación por reducción de deforestación, en los cuales se compensa directamente a los que tienen derechos propietarios sobre la tierra para que no hagan una conversión de bosque. Eso significa que si un producto agrícola, por ejemplo, genera en una región específica una rentabilidad determinada y, la expansión de ese cultivo está atentando contra áreas de bosque que quieren ser protegidas, entonces, es posible desarrollar un proyecto a través del cual se compense a los propietarios con pagos similares o mayores a los obtenidos con el producto agrícola, a fin de que se mantenga ese bosque. Este tipo de proyectos, pueden o no estar relacionados a esquenas de carbono, lo importante es que cuenten con recursos suficientes para que sean sostenibles en el tiempo.

La castaña, la agricultura de soya son actividades para la exportación, ¿es por eso que hay una rentabilidad interesante para las personas que les hace optar por ellas?
Tanto los mercados internos como externos son los que determinan la rentabilidad en un producto. Un producto va a ser exportable si los ingresos que generan las ventas de ese producto en el mercado externo superan los costos de modo más amplio que si se lo comercializaría en el mercado interno. Si la suma de todos los costos, incluyendo los costos adicionales que implicaría la comercialización del producto en el mercado externo es menor a los beneficios, entonces el producto tiene condiciones para ser exportado. Eso no significa que sea mejor exportarlo, hay que comparar los beneficios netos tanto en un mercado interno como externo. Pero las estructuras de costos no son el único aspecto a evaluar cuando se quiere establecer el mercado óptimo para un producto, es necesario también evaluar demandas y riesgos. De todas formas, más allá del destino de los productos, es necesario tener claro que un propietario que cambia sus tierras de bosque a otros usos, lo hace porque para él, esos usos presentan una rentabilidad mayor, esto, independientemente de cuál sea el mercado donde finalmente se trance el producto.

Qué pasa con los territorios comunitarios de origen, es decir comunidades que viven en grandes extensiones de bosque. ¿En esos casos qué alternativa habría para conservar el bosque?
Estas comunidades dependen del bosque y, cada vez más se encuentran amenazadas por la expansión de las fronteras agropecuarias. En ese sentido y ante la baja eficiencia mostrada por las políticas de comando y control, es necesario apoyar a las comunidades en el desarrollo de productos que, a la vez que sean aprovechados de un modo sostenible y sin generar grandes impactos, generen una rentabilidad capaz de competir con los usos alternativos. De eso sí hay experiencias interesantes, por ejemplo está el caso del cacao en Ecuador, que está generando beneficios económicos muy interesantes para las poblaciones locales y, a la vez está ayudando a conservar importantes superficies de bosque.

¿En estos casos interviene el Estado?
En algunos casos interviene el Estado y, en otros, otras instancias interesadas en temas de conservación y/o desarrollo sostenible. No existe una receta, si es interés de un Estado conservar sus bosques, generar alternativas para poblaciones indígenas-campesinas que habitan en estas áreas, puede desarrollar políticas y proyectos para promover estos tipos de productos y, alcanzar así dos objetivos: la conservación del capital natural del país y, el desarrollo y mejora de condiciones de vida de las poblaciones que habitan estas áreas.

Menciono la intervención del Estado porque al parecer, decidir sobre qué actividad me da mejor rentabilidad, mantener el bosque o no, parecen ser decisiones individuales…
Son decisiones individuales, pero esas decisiones pueden depender de los incentivos que genere el Estado. Desde un punto de vista de conservación, el Estado pude jugar un rol positivo y determinante en la conservación de los bosques si sus acciones reducen las fallas existentes en el mercado, estableciendo sistemas regulatorios eficientes y, sobretodo, contribuyendo a reconocer los valores económicos que tiene el bosque. Estas acciones, deberían ser el interés de una economía de carácter social que busca desarrollar alternativas económicas, sin deteriorar su capital natural.

Usted observaba que la batalla la están perdiendo los conservacionistas…
Sí, lamentablemente ésa es la realidad que observamos, las tasas de deforestación crecen anualmente en todos los países que tienen bosque, no solo en Bolivia, es preocupante porque estamos perdiendo recursos valiosos y porque esa deforestación está teniendo efectos en el cambio climático que también está representando costos económicos importantes, principalmente para las poblaciones más vulnerables. Sin embargo, existen oportunidades para desarrollar acciones en sentido contrario. Particularmente en países con riqueza biológica como los países de la cuenca Amazónica, estamos a tiempo de establecer políticas y prácticas que en vez de empobrecernos nos generen beneficios sin deteriorar nuestro capital natural.



 
  • Video: Trabajando para los bosques
  • Infografía: Mapa de los bosques en Bolivia
  •  
    EN PORTADA
    Economía •  El rol de las mujeres en la economía y producción campesina indígena
    Universidades  •  Seminario internacional sobre “Experiencias y desafíos de la economía solidaria”
    Cine  •  Sebastián Morales:
    “El investigador de cine en Bolivia lucha doblemente contra el olvido”
    Educación  •  Expertos reflexionan sobre avances y perspectivas de la educación técnica
    en Bolivia
    Investigadores  •  Investigadores de universidades presentaron sus trabajos en la XXVIII Reunión Nacional de Física
    Historia  •  Investigación da luces sobre el Tratado de 1904
    Antropología  •  Wawkus, la Fiesta de Guadalupe y un guión “escrito desde tiempos inmemoriales”
    Investigación •  Estudio registra un incremento en el porcentaje de madres adolescentes en el país
    Universidad •  Instituto de Investigaciones Físicas apuesta por la investigación científica
    Instituciones •  Planetario Max Schreier y los retos de las herramientas didácticas en el siglo XXI
    Investigación •  Investigación sobre cultura, identidad y desarrollo en el Beni
    Medio Ambiente •  La deforestación en Bolivia y su impacto en la emisión de CO2
    Publicaciones •  Los cinco libros más vendidos del PIEB en la FIL 2016
    Historia •  Erick Langer: “La historia no solo es un recuento de hechos, es una forma de pensar”
    Universidad •  El papel y los desafíos de las humanidades en el siglo XXI
    Investigación •  La situación del acceso a la tierra en 1.000 estudios de caso
    Medio Ambiente •  ¿Cuáles son las zonas más vulnerables a la contaminación por mercurio en el país?


     
    © Periódico Digital de Investigación sobre Bolivia
    Nº de Depósito Legal 4-3-75-12
    ISSN 2304-5221
    Av. Arce 2799, esq. Calle Cordero, Ed. Fortaleza · Piso 6 · Oficina 601. Teléfonos: 2432582 - 2431866 · Fax 2435235