DESTACAMOS >>> 
  • La Biblioteca virtual del PIEB está permanentemente abierta con 244 títulos para libre descarga
  • La Biblioteca virtual del PIEB está permanentemente abierta con 244 títulos para libre descarga
 
MÁS NOTICIAS
 / Tecnología  
Estudian la cáscara de maní como fuente de elementos químicos beneficiosos
Periódico Digital PIEB • 22-09-2017 La cáscara de maní de distintos puntos del país ha sido estudiada para cuantificar la presencia del compuesto luteolina que cuenta con propiedades biológicas como la antiinflamatoria, antiespasmódica, antitumoral, fotoprotectora, anti HIV y potencial nutracéutico.

El proyecto “Cuantificación de luteolina en la cáscara de maní (Arachis hypogaea)” está desarrollado por el químico Gilberto Chui, dentro del Instituto de Investigaciones Químicas de la Carrera de Química de la UMSA. El estudio consideró 37 muestras de cáscaras de maní para evaluar sus propiedades químicas.

Las muestras “phiti cintura colorado” (Oronqota, Potosí), “pico y loro” (Monteagudo, Chuquisaca) y “phiti cintura ladrillo” (Padilla, Chuquisaca) fueron registradas como las que contienen mayores niveles de luteolina por gramo.

Se tomaron en cuenta las cáscaras tostadas y sin tostar, verificando que ese proceso no afecta a la luteolina. Es más la concentración del compuesto es mayor en las cáscaras tostadas, Chui explica que tal vez esto se deba a la pérdida de agua.

“No importa si han tostado a 80 grados o a 75 grados, no afecta a la luteolina, es estable. Más bien en el tostado incrementa la cantidad del metabolito secundario, luteolina, eso es importante”, dice Chui.
El maní es un producto boliviano que se estima que está cultivado por unos 12 mil productores distribuidos en los valles de Chuquisaca (Muyupampa, Monteagudo y Padilla), en los valles mesotérmicos de Santa Cruz y en los departamentos de Cochabamba, Tarija y Potosí.

“Los consumidores generalmente desechan las cáscara y los productores tienden a utilizarla como abono, pero no hay un proceso de extracción de estos elementos químicos que se pueden utilizar posteriormente en otros productos elaborados”, explica Chui.

La idea es conocer la variedad con mayor cantidad de luteolina, para que posteriormente se pueda trabajar solo con ellas en función de obtener el compuesto químico específico.

La investigación de Germán Chui involucra a otros seis investigadores, además del Instituto Superior Tecnológico Agroindustrial de Monteagudo y el Instituto de Biodiversidad y Recursos Naturales Aplicados al Desarrollo.
© Los artículos difundidos por el Periódico Digital PIEB
pueden ser reproducidos total o parcialmente, citando la fuente.




 
EN PORTADA
Política  •  Mujeres en la UPEA: estar donde quieres pertenecer, pero ser rechazada
Opinión  •  Para la gente en La Paz, su calidad de vida no ha cambiado y seguirá igual
Sociedad  •  En sus 50 años en el país, IRD destaca el trabajo con sus socios bolivianos
Sociedad  •  Investigador: Los bolivianos en Argentina han roto con el gueto nacionalista
Medio Ambiente  •  Altiplano: Temperaturas mínimas y máximas subieron en los últimos 30 años
Sociedad  •  Proyecto trabajó con 612 niños para detectar riesgo motor, cognitivo y psicosocial
Sociedad •  Registro: hay más muertes de niños que no han llegado al primer año
Medio Ambiente •  Gestión de riesgos, Índice detecta falta de capacidad de respuesta
Economía •  La canasta básica tiene 513 bienes y servicios, según nuevo IPC 2016


 
© Periódico Digital de Investigación sobre Bolivia
Nº de Depósito Legal 4-3-75-12
ISSN 2304-5221
Av. Arce 2799, esq. Calle Cordero, Ed. Fortaleza · Piso 6 · Oficina 601. Teléfonos: 2432582 - 2431866 · Fax 2435235