DESTACAMOS >>> 
  • "Santa Cruz, 15 años de profundas transformaciones" en el número 36 de T´inkazos, de venta en librerías.
  • Investigadoras e investigadores reflexionan sobre los retos de gobernabilidad y gestión para los municipios de ciudades capitales, en el Dossier del PD-PIEB
  • "Santa Cruz, 15 años de profundas transformaciones" en el número 36 de T´inkazos, de venta en librerías.
  • Investigadoras e investigadores reflexionan sobre los retos de gobernabilidad y gestión para los municipios de ciudades capitales, en el Dossier del PD-PIEB
 
MÁS NOTICIAS
Cambio Climático / Sociedad  
Científica afirma que las inundaciones no perjudicarán la biodiversidad

Periódico Digital PIEB • 23-02-2012 Por lo paradógico que parezca, las inundaciones no perjudican a la biodiversidad; regeneran los nutrientes de los suelos que son utilizados para la alimentar a la ganadería o para fines agrícolas; reproducen la vida acuática y mantienen la capa freática de las orillas de los ríos garantizando la variedad vegetal que es aprovechada en los periodos secos, afirma la bióloga boliviana y doctora en Ecología, Carla Ibáñez.

La co-investigadora del estudio "Diversidad biológica de la llanura de inundación del Río Mamoré. Importancia ecológica de la dinámica fluvial" señala al Periódico Digital del PIEB, que las llanuras de inundación contribuyen a la conservación de un conjunto de sistemas de hábitats y de biodiversidad, y que contrariamente a lo que se piensa de las canalizaciones de ríos, generan más problemas que soluciones, tanto para la biodiversidad como para la población.

“No sólo regeneran con nutrientes los suelos que son utilizados para la ganadería o para otros fines, sino también mantienen la capa freática en periodos secos, para que mantenga la diversidad de plantas que son parte del hábitat de la zona”, afirma la investigadora.

Al referirse a la reciente inundación ocurrida en el departamento de Pando –donde se estima más de 800 familias afectadas--, la científica señala que sin duda las consecuencias son negativas para la población, lo que tiene que ver con la falta de planificación para la construcción de casas que, en muchos casos, tienen drenajes cerca de los caudales.

Ibáñez recomienda recuperar sistemas ancestrales de los pueblos indígenas, que construían sus casas lejos de las orillas de los ríos y levantaban terraplenes para sembrar en altura a fin de no perder sus cultivos en tiempos de inundación.

Respecto a las canalizaciones de los ríos, advierte que varios ejemplos a nivel mundial demuestran que los ríos al no poder liberar su energía por su caudal original causan impactos negativos en la profundidad del río, y al no existir el contacto del agua con sus orillas estos suelos dejan de recibir la reposición a su capa freática con la consiguiente desaparición de vegetales.

Basada en los resultados de las investigaciones realizadas en el río Mamoré en el departamento de Beni, la científica señala que sin duda los organismos acuáticos del río Acre no se verán afectados, a pesar de haberse desbordado el caudal. En el caso del Mamoré los peces que viven en los ríos entran a reproducirse en las lagunas y gracias a su “reloj biológico” salen antes de quedar aislados durante el periodo de drenaje o el periodo seco.

La investigadora dice que las inundaciones tienen el efecto de “limpieza” en las aguas del río Acre, donde se desarrolla actividad minera y, por tanto, contaminación por mercurio.

Sin embargo, recomienda realizar estudios posteriores a la inundación para ver el impacto real de ésta última inundación en la vida acuática. Al momento se cuenta con una línea base importante levantada por la Universidad Amazónica de Pando y el Programa de Investigación Estratégica en Bolivia (PIEB), en la investigación “Inventario Ictiológico en el río Acre”.

El estudio elaborado por Mary Jesús Añez, Hailín Calderón, José ängel Añez, Omar Maura y Freddy Alvarado identifica a 58 especies, 22 familias y cuatro órdenes de peces en el río Acre, desde Bolpebra hasta Cobija.

Los futuros estudios y los existentes permitirán diseñar un plan de monitoreo que intente acumular más datos para comprender la dinámica de este río y a futuro, prever y ofrecer soluciones más acertadas a los pobladores junto a sus autoridades.

Contacto: carla.lunallena@gmail.com

 

© Los artículos difundidos por el Periódico Digital PIEB
pueden ser reproducidos total o parcialmente, citando la fuente.




 
EN PORTADA
Ciudades •  Un “Atlas” refleja la vulnerabilidad en la aglomeración La Paz-El Alto
Medio Ambiente  •  PD-PIEB abre la ventana “Investigación y Medio Ambiente”
Recursos Naturales  •  ¿Qué le impide a Bolivia generar una industria siderúrgica?
Salud  •  Nutricionista: se debe investigar incremento de infecciones gastrointestinales
Arquitectura  •  Arquitecta: Es posible construir fragmentos de paisaje dentro de la ciudad
Recursos Naturales  •  La superficie del salar de Uyuni es más rica en litio que sus profundidades
Comunicación •  Periodistas cambian su lenguaje referido a violencia sexual comercial contra niñas y niños
Universidades •  La rueda de transferencia de tecnología de universidades logró más de cien acuerdos
Población •  El crecimiento urbano y la producción presionan los recursos naturales
Medio Ambiente •  Instituto propone alternativa al actual rellenado con desechos mineros en foso del Cerro Rico
Recursos Naturales •  Investigación: la política de industrialización de la minería está estancada
Seguridad alimentaria •  UAGRM crea alimento para aportar a la lucha contra la desnutrición infantil
Ciencia •  Se identifican dos segmentos donde se pueden generar megaseismos en Sudamérica
Centros documentales •  Geo-especies, un sitio virtual con decenas de miles de registros de flora y fauna


 
© Periódico Digital de Investigación sobre Bolivia
Nº de Depósito Legal 4-3-75-12
ISSN 2304-5221
Av. Arce 2799, esq. Calle Cordero, Ed. Fortaleza · Piso 6 · Oficina 601. Teléfonos: 2432582 - 2431866 · Fax 2435235