DESTACAMOS >>> 
  • "Santa Cruz, 15 años de profundas transformaciones" en el número 36 de T´inkazos, de venta en librerías.
  • Investigadoras e investigadores reflexionan sobre los retos de gobernabilidad y gestión para los municipios de ciudades capitales, en el Dossier del PD-PIEB
  • "Santa Cruz, 15 años de profundas transformaciones" en el número 36 de T´inkazos, de venta en librerías.
  • Investigadoras e investigadores reflexionan sobre los retos de gobernabilidad y gestión para los municipios de ciudades capitales, en el Dossier del PD-PIEB
 
MÁS NOTICIAS
Conservación / Medio Ambiente  
La percepción de niños sobre el gato andino cambia con una experiencia educativa
Periódico Digital PIEB • 24-05-2012 Gato andino Conservación Educación Periódico Digital PIEBAproximadamente 1.500 niños y niñas del área rural cambiaron su percepción sobre el gato andino, luego de haber recibido educación ambiental. Los pequeños pertenecen a la Reserva Nacional de Fauna Andina Eduardo Avaroa, el Parque Nacional Sajama y a la ciudad de El Alto, donde se buscó a migrantes que no perdieron contacto con sus comunidades de origen en el altiplano.

La comunicadora e investigadora Daniela Ulloa revela algunos resultados del trabajo realizado en estas tres regiones, en del documento “Experiencias de educación ambiental de AGA (Alianza Gato Andino), Bolivia con niños de la Reserva Nacional de Fauna Andina “Eduardo Avaroa”, Parque Nacional Sajama y el Museo Nacional de Historia Natural de La Paz”, socializado en el I Congreso Nacional de Educación para la Conservación de la Biodiversidad y el Medioambiente.

Las experiencias de educación ambiental implementadas por AGA se desarrollaron en las zonas de Eduardo Avaroa y Sajama por constituirse en el hábitat del gato andino, además de El Alto, donde vive una gran parte de la población migrante del altiplano, con niños y niñas entre siete y 12 años.

“Los niños al comienzo de los talleres y mini congresos conocían al gato, pero cuando se les preguntaba qué harían si lo vieran, respondían que le tirarían una piedra o se escaparían; después del taller dijeron que lo mirarían, que lo cuidarían. No sabemos si hubo un cambio de actitud pero en la intención del mensaje comprendieron la importancia de este animal para el medioambiente y el ecosistema”, señala Ulloa.

La comunicadora señala que se emplearon diferentes metodologías de enseñanza a fin de romper la cotidianidad de las aulas y generar un ambiente creativo donde los niños y niñas no sólo representaron en escenas teatrales sobre el uso que se le da al gato andino sino también, reflejaron de algún modo la problemática en torno a este felino.

El gato andino o gato tití, es uno de los cinco felinos más amenazado del mundo y en situación de peligro crítico en Bolivia, su cuerpo mide aproximadamente 30 centímetros y su cola 40 cm. En Argentina, Bolivia, Chile y Perú se identificaron las poblaciones de origen aymara y en algunos casos quechua con creencias similares con respecto al gato andino ya que usan su piel para ceremonias de marcado del ganado doméstico, principalmente llamas o alpacas, también lo consideran un animal de mala suerte para las cosechas agrícolas por lo que lo cazan.

Las experiencias también mostraron según Ulloa, una actitud muy receptiva por parte de los niños, quienes en su mayoría estaban familiarizados con conceptos tales como medioambiente, naturaleza, ecosistema y otros, por lo que fue más sencillo fortalecer esos conocimientos con juegos lúdicos y talleres recreativos. Sin embargo dice que no hubo una respuesta similar por parte de los profesores, quienes se mostraron en su mayoría poco interesados en el proceso de enseñanza y aprendizaje.

“El gato andino es un símbolo de fertilidad y abundancia, se utiliza su piel en ceremonias rituales, marcado de ganado, ciclo de la agricultura, el problema está en que usa la piel a pesar de ser un símbolo muy fuerte, se comercializa su piel. Pero desde su inocencia, los niños entienden que si matan a esta especie de Bolivia va a desaparecer”, afirma.

En el Sajama a diferencia de la reserva Eduardo Avaroa, se incorporó a los profesores en las dinámicas, mientras que el Museo Nacional de Historia Natural de La Paz intervino en la fase con niños y niñas de la ciudad de El Alto que además son migrantes y están en contacto permanente con sus comunidades, aunque en esta última experiencia se incorporaron los videos y exposición de fotografías.

contacto: dingolondangos@yahoo.com

 

© Los artículos difundidos por el Periódico Digital PIEB
pueden ser reproducidos total o parcialmente, citando la fuente.




 
EN PORTADA
Publicaciones •  U-PIEB publica “Pautas metodológicas para investigar”
Instituciones  •  CEDURE: 20 años de aporte al desarrollo urbano desde Santa Cruz de la Sierra
Publicaciones  •  Sergio Lea Plaza presenta un libro sobre la política y filosofía en la poesía de Roberto Echazú
Salud  •  El vector del Chagas es detectado en el 7% de viviendas de zona tarijeña
Salud  •  A pesar del cambio climático, se pueden atenuar los impactos en la salud
Especiales  •  PIEB: Rubén Vargas contribuyó a la formación de investigadores en Bolivia
Sociedad  •  “Bolivia es un ejemplo atípico” de apuesta por el trabajo infantil para menores de 14
Contaminación •  Qué dimensión tiene el desecho de envases de plaguicidas en el campo
Ciudades •  Riesgos: más que identificar amenazas, hay que ver qué elementos esenciales proteger
Medio Ambiente •  Titicaca: mueren peces, anfibios y aves por falta de oxígeno disuelto en el agua
Género •  Cómo la prensa mira la violencia: mujeres en peligro y agresores patológicos
Sociedad •  Estudio: la gente entra a la cárcel, luego el Estado se desentiende de sus derechos
Cambio Climático •  Los árboles mueren prematuramente en los bosques amazónicos


 
© Periódico Digital de Investigación sobre Bolivia
Nº de Depósito Legal 4-3-75-12
ISSN 2304-5221
Av. Arce 2799, esq. Calle Cordero, Ed. Fortaleza · Piso 6 · Oficina 601. Teléfonos: 2432582 - 2431866 · Fax 2435235