DESTACAMOS >>> 
  • "Santa Cruz, 15 años de profundas transformaciones" en el número 36 de T´inkazos, de venta en librerías.
  • Les invitamos a leer los artículos sobre el Carnaval en Bolivia, publicados en la ventana del Dossier del PD-PIEB
  • "Santa Cruz, 15 años de profundas transformaciones" en el número 36 de T´inkazos, de venta en librerías.
  • Les invitamos a leer los artículos sobre el Carnaval en Bolivia, publicados en la ventana del Dossier del PD-PIEB
 
MÁS NOTICIAS
Conservación / Medio Ambiente  
Programa de manejo de vicuñas erradicó la cacería furtiva en Apolobamba
Periódico Digital PIEB • 08-06-2012 Vicuñas Apolobamba Periódico Digital PIEBUn exitoso Programa de Manejo de la Vicuña ejecutado desde hace doce años en el Área Natural de Manejo Integrado Nacional (ANMIN) Apolobamba, logró eliminar la cacería furtiva de la zona, fruto de los esfuerzos coordinados entre el Servicio Nacional de Áreas Protegidas (SERNAP) y 27 comunidades, y salvar a una especie en extinción.

“En la década de los 60 y 70 había 97 vicuñas, era una especie en estado de extinción debido a la cacería furtiva, pero gracias a la conservación y protección de los guardafaunas y después de los guardaparques se ha llegado a 11.877 vicuñas. Este programa de manejo que se ha iniciado en 1999 ha tenido muy buenos resultados”, dijo Alfonso Casilla, responsable del Programa de Manejo de Vicuña al Periódico Digital del PIEB.

La clave del éxito del programa según Casilla, fue la participación de 27 comunidades de los municipios de Charazani, Curva y Pelechuco, en las tareas de conservación y protección de la especie. “Habido una conciencia de la población local donde ellos muy bien saben qué iban a generar en el futuro, ingresos económico para la familia, que fue la principal causa”, dijo el oriundo de Apolobamba.

Se conformó una Asociación Accidental Comunitaria para la Comercialización de la Fibra de Vicuña (Acofin), la cual está dirigida por representantes legales de diferentes regionales, y apoyado por el SERNAP en cinco áreas protegidas como son Apolobamba, Sajama, Reserva Eduardo Avaroa (REA), Sama y Tunari.

“La vicuña es bastante cuidada, es un animal sagrado que genera ingresos económicos, y las comunidades han participado en las capturas y esquilas, realizando el manejo sostenible de la vicuña, y una vez realizado el trabajo, se realiza el acopio a nivel nacional, para el proceso de comercialización de la fibra”, señala. Según el último censo agropecuario de 2009, en el país existen 120 mil vicuñas.

El proceso de comercialización también es realizado bajo estrictas normas de control que van desde las comunidades hasta el Ministerio de Medioambiente y Agua. Después del balance general se distribuye a los presidentes comunales el dinero recaudado, quienes a su vez rinden cuentas en una asamblea y realizan la posterior distribución bajo planillas, que deben ser descargadas a la asociación regional, a la nacional y al Ministerio.

Desafíos del primer guardaparque
El primer guardaparque del ANMIN Apolobamba, Justino Calancho, con 31 años de servicio y 17 años de calificación por el Estado, recuerda que el año 2001 había una población de 1.100 vicuñas en la zona y que no fue tarea fácil lograr el aumento de la población porque se pensaba que las áreas protegidas eran trasnacionales, lo cual era equivocado. “Se tuvo que concientizar a autoridades, actores sociales”, dijo.

Sin embargo, observó que existen varias deficiencias en cuanto a equipamiento de materiales de trabajo, pues no todos los campamentos de los 13 que operan contarían con equipos de comunicación, es decir, radios. A pesar de contar con rifles para el trabajo de patrullaje estos no cuentan con municiones, sólo seis de las 13 motocicletas estarían funcionando y el combustible que se les suministra sería insuficiente para cumplir las rutas. Se requiere de al menos 60 litros por mes para cada moto, dijo.

A pesar de esas dificultades dijo que no se arrepiente ser guardaparques y que siente una gran satisfacción de coadyuvar al cuidado y conservación de la región donde nació.

Adolfo Barrera es otro guardaparques que capturó a dos cazadores furtivos en el cerro Viacha del ANMIN Apolobamba el año 2001. Relató que no midió el peligro al momento de enfrentar a los avezados y que se dio formas de llevarlos ante un juez por haber matado a ocho vicuñas, y haber logrado que ambos no sean linchados por la turba de comunarios del lugar.

Los 32 guardaparques de Apolobamba llegaron a La Paz para participar de talleres de capacitación organizados por el SERNAP. Ellos forman parte de diferentes programas de conservación y monitoreo de la fauna y la biodiversidad del lugar.

Contacto: alfonsocasilla@yahoo.com

© Los artículos difundidos por el Periódico Digital PIEB
pueden ser reproducidos total o parcialmente, citando la fuente.




 
EN PORTADA
Urbes •  La ciudad de El Alto, mitad asalariada, mitad cuentapropista
Salud  •  ONU recomienda reducir el consumo de azúcar a menos del 10% de la ingesta calórica total
Investigación  •  Llaman a presentar propuestas en cinco ejes de investigación sobre cambio climático
Investigación  •  Los pueblos indígenas tienen mejor adaptación a proyectos de desarrollo
Población  •  Jóvenes aprenden habilidades para la vida a través de varios proyectos
Instituciones  •  La FES, 30 años de acompañamiento con mirada progresista y democrática
Sociedad  •  El año se inició con aumento de conflictos, principalmente de orden municipal electoral
Urbes  •  El alquiler de vivienda no es opción sólo para hogares con escasos recursos
Género  •  Las mujeres con más educación dedican menos tiempo al trabajo de cuidado en el hogar
Publicaciones •  Paisaje, memoria y nación encarnada
Ciudades •  Inundación en Cobija, si el agua se va, el trauma se queda
Centros documentales •  Base de datos sobre temas económicos y energía al alcance del público
Salud •  Médicos buscan generar conciencia sobre la presencia de “enfermedades raras"
Educación •  Universitarios mejoran sus habilidades de lectura y escritura en un semestre
Salud •  Bolivia está calificada con “alto riesgo” de salud para viajeros comerciales
Medio Ambiente •  Bolivia: 14,8 millones de hectáreas de humedales con relevancia mundial
Tierra y Territorio •  El norte paceño: aislado, acechado por megaproyectos y con actores sociales en pugna


 
© Periódico Digital de Investigación sobre Bolivia
Nº de Depósito Legal 4-3-75-12
ISSN 2304-5221
Av. Arce 2799, esq. Calle Cordero, Ed. Fortaleza · Piso 6 · Oficina 601. Teléfonos: 2432582 - 2431866 · Fax 2435235