DESTACAMOS >>> 
  • "Santa Cruz, 15 años de profundas transformaciones" en el número 36 de T´inkazos, de venta en librerías.
  • Investigadoras e investigadores reflexionan sobre los retos de gobernabilidad y gestión para los municipios de ciudades capitales, en el Dossier del PD-PIEB
  • "Santa Cruz, 15 años de profundas transformaciones" en el número 36 de T´inkazos, de venta en librerías.
  • Investigadoras e investigadores reflexionan sobre los retos de gobernabilidad y gestión para los municipios de ciudades capitales, en el Dossier del PD-PIEB
 
MÁS NOTICIAS
Medio Ambiente / Sociedad  
Los focos de calor tienden a bajar desde 2010, dice informe oficial
Periódico Digital PIEB • 28-06-2012 Focos de calor ABT Periódico Digital PIEBEl periodo de quemas y chaqueos en el país se encuentra en su etapa inicial, pero los datos comparativos muestran que en relación a los años anteriores, la cantidad de focos de calor disminuyó de manera sostenida desde 2010, cuando se registró el máximo histórico.

De acuerdo a información oficial de la Autoridad de Fiscalización y Control Social de Bosques y Tierras (ABT), en lo que va del año, se registraron 1.576 focos de calor a nivel nacional, mientras que en el acumulado hasta junio del año pasado se registraron 1.872 casos. En el 2010 se presentó la mayor cantidad de incendios y quemas llegando hasta la mitad de año a 4.206 focos de calor.

De un histórico alcanzado en 2010 de 59.962 focos de calor y una superficie afectada por quemas e incendios forestales de 4.885.954 hectáreas, la ABT espera que la tendencia siga en disminución, según el director de Montes e Incendios, Marcelo Ruiz. Las campañas de prevención y concientización realizadas de manera interinstitucional en las zonas más vulnerables habrían logrado, en su criterio, resultados interesantes en la respuesta de los diferentes actores sociales y económicos productivos.

A la par, la ABT incrementó multas y sanciones en contra de quienes de manera irresponsable provoquen incendios forestales o no hayan implementado medidas preventivas, como el abrir zanjas corta-fuegos o cortinas rompe-vientos.

Los focos de calor son los fuegos identificados a través del monitoreo satelital que realiza la ABT; algunos son producto de la quema deliberada de pastizales para la habilitación de la tierra para la próxima siembra, conocida como “chaqueo”, mientras que otros son incendios forestales, resultado del descontrol de quemas.

De acuerdo a los informes de la fiscalizadora, en 2011 se registró un total de 34.252 focos de calor a nivel nacional, siendo el departamento de Santa Cruz el de mayor prevalencia con 16.628 focos de calor, seguido por Beni con 14.066 casos, y Cochabamba con 1.040 focos de calor.

Por el tipo de superficie afectado, se establece que el año pasado, el 46% de la superficie afectada estuvo situada en la zona ganadera; el 14% en la agrícola, el 33% en Tierras de Producción Forestal Permanente (TPFP), el 19% en Reservas Forestales y el 6% en Áreas Protegidas.

El responsable de Gestión de Riesgos del Servicio Nacional de Meteorología e Hidrolog{ia (SENAMHI), Félix Trujillo, informó por su parte los niveles de quema aún son bajos, y no afectan la calidad ambiental ni la visibilidad horizontal, y que los aeropuertos del país puedan operar con normalidad hasta la fecha. Sin embargo, estimó que esta situación irá cambiando debido al incremento de quemas que se da en el oriente del país y el norte de La Paz sobre todo en el mes de agosto y parte de septiembre.

Durante 2010, cuando se produjo la mayor cantidad de focos de calor, se registraron también mayores daños en las zonas quemadas e impactos indirectos como la emisión de grandes cantidades de dióxido de carbono y humo, que provocaron la suspensión de vuelos por la falta de visibilidad. También hubo un considerable incremento de afecciones respiratorias por inhalación de gases.

A pesar de que la ABT siguió ese año 516 procesos en contra los supuestos responsables de los incendios forestales, existen otros factores que influyen en la dispersión de incendios, como la fuerza y velocidad de los vientos, el tipo y la cantidad de combustible vegetal acumulados, la humedad del suelo y la no implementación de las medidas preventivas como los canales rompe-fuegos u otras prácticas.

© Los artículos difundidos por el Periódico Digital PIEB
pueden ser reproducidos total o parcialmente, citando la fuente.




 
EN PORTADA
Recursos Naturales •  Cooperativas mineras operan con fuerza laboral de dependientes “voluntarios”
Seguridad alimentaria  •  Bolivia reduce la proporción de personas con hambre, según informe de la FAO
Tecnología  •  Laboratoristas del CIDTA definen fecha de vencimiento de un alimento
Antropología  •  Antropólogos, ¿kharisiris que extraen conocimiento para beneficio propio?
Antropología  •  Estudio analiza correlación de fuerzas en la nacionalización de Colquiri
Instituciones  •  El PIEB lleva 320 títulos de su línea editorial a la FIL de Santa Cruz de la Sierra
Cambio Climático •  Pocas especies de árboles amazónicos almacenan grandes cantidades de CO2
Publicaciones •  Sergio Lea Plaza presenta un libro sobre la política y filosofía en la poesía de Roberto Echazú
Salud •  El vector del Chagas es detectado en el 7% de viviendas de zona tarijeña
Género •  Mujeres dejan estudios por embarazo, pero muchas más por falta de recursos
Salud •  A pesar del cambio climático, se pueden atenuar los impactos en la salud
Publicaciones •  U-PIEB publica “Pautas metodológicas para investigar”
Sociedad •  “Bolivia es un ejemplo atípico” de apuesta por el trabajo infantil para menores de 14


 
© Periódico Digital de Investigación sobre Bolivia
Nº de Depósito Legal 4-3-75-12
ISSN 2304-5221
Av. Arce 2799, esq. Calle Cordero, Ed. Fortaleza · Piso 6 · Oficina 601. Teléfonos: 2432582 - 2431866 · Fax 2435235