DESTACAMOS >>> 
  • "Incidencia y aportes del PIEB. 20 años por los caminos de la investigación en Bolivia: 1994-2014", próximamente en el PD.
  • "Incidencia y aportes del PIEB. 20 años por los caminos de la investigación en Bolivia: 1994-2014", próximamente en el PD.
 
MÁS NOTICIAS
Investigación / Economía  
La coyuntura económica favorece a cooperativistas mineros, según estudio
Periódico Digital PIEB • 05-07-2012 Cooperativistas Economía Milenio Periódico Digital PIEBLos indicadores de la macro economía boliviana son estables en términos generales, pero eso no se refleja en la satisfacción de la gente que vio disminuida su capacidad adquisitiva, según el “Informe de Milenio sobre la Economía. Gestión 2011”. El trabajo, presentado recientemente, identifica a los cooperativistas mineros e importadores como los “ganadores” de la coyuntura económica actual, frente a los asalariados que aparecen como los “perdedores”.

El documento publicado con el apoyo de Konrad Adenauer Stiftung, bajo la coordinación técnica del economista e investigador José Luis Evia Vizcarra, muestra diversas facetas del comportamiento macroeconómico del país durante el año pasado, con algunas proyecciones para la gestión 2012, basadas en indicadores del primer trimestre de la actual gestión.

“¿Por qué nos va tan bien en la macroeconomía y la gente está insatisfecha? Hay sectores que están ganando y otros que están perdiendo. Los exportadores e importadores y los cooperativistas mineros son los netos ganadores porque han visto cómo han aumentado sus ingresos, sobre todo los cooperativistas a partir del boom de los precios de los minerales”, dice Evia.

En la presentación del informe, el investigador destacó que en términos generales la macroeconomía del país mostró el año pasado una estabilidad moderada, ya que el crecimiento económico alcanzó un 5.1% --inferior a sus vecinos Uruguay, Chile y Ecuador, y por encima de Brasil y Venezuela--, la inflación fue del 6.9% (moderada), con exportaciones totales que alcanzaron a 9.114 millones de dólares, superiores a las de 2010 (6.966 millones de dólares), pero marcadas por la venta de hidrocarburos y minerales, frente a los productos no tradicionales.

De acuerdo a las estimaciones del estudio, es muy probable que los importadores de los productos de consumo, como alimentos, bebidas, línea negra, línea blanca y otros rubros hayan hasta triplicado sus ingresos. Ese sería el resultado del aumento de las importaciones que alcanzó en 2011 un monto histórico de 7,673 millones de dólares, frente a 5,604 millones de dólares en 2010. “Son los importadores y los sectores ligados a estas cadenas los ganadores”, dijo el investigador.

En ese mismo sentido, el sector cooperativista minero cobró importancia en la mediana minería y es uno de los más beneficiados de la coyuntura económica, por los precios de los minerales a nivel internacional, porque hay una alta demanda y porque el sector está exento de cargas tributarias. “Por unidad exportada pagan mucho menos que en los años 80, cuando no estábamos en un escenario de boom”.

Según el estudio, el año 2011 el Estado recaudó 160 millones de dólares por concepto de regalías mineras, que representaron el 4,5% del valor bruto de la producción, inferior al año 2010 que llegó al 4,6% del total, y muy inferior a los años 1979 y 1980 cuando los tributos alcanzaron a 18.7% y 16.5%, respectivamente.

Los perdedores de la economía
nEn contraposición, el estudio muestra que el sector de los asalariados ha visto cómo su ingreso perdió poder adquisitivo, producto de la inflación de los precios y el boom de los precios de los alimentos a nivel mundial. “Si uno calcula la inflación en el rubro de alimentos, desde 2005 hasta 2011 bordea el 80% y eso ha golpeado fuerte a algunos sectores de la sociedad”.

De hecho, el salario –dice el investigador– fue uno de los detonantes de los conflictos sociales recientes que vivió el país y podría explicar de algún modo la revuelta policial vivida hace dos semanas, ya que “los salarios de los policías han subido, pero la inflación de alimentos subió mucho más rápido”.

Los niveles de conflictividad que se dieron en el país, según el investigador, tienen que ver con este escenario de “ganadores” y “perdedores”. El estudio muestra un aumento cíclico del número de conflictos, donde los picos más altos se dieron en 2003, año que renunció a la presidencia Gonzalo Sánchez de Lozada tras la llamada “Guerra del gas”. Ese año se presentaron 654 conflictos; en 2009 se cuantificaron 811 conflictos y en 2011, 884 casos.

Contacto: jaevia@gmail.com

© Los artículos difundidos por el Periódico Digital PIEB
pueden ser reproducidos total o parcialmente, citando la fuente.




 
EN PORTADA
Ciencia •  ALPACA trabajará en cuatro áreas, entre ellas la física solar
Sociedad  •  Curso virtual sobre proyectos para la economía campesina-indígena
Etnografía  •  Oxford publica una investigación sobre los comerciantes aymaras en la economía global
Investigación  •  La experiencia del PIEB en un libro: “Modelo de gestión de investigación estratégica en Bolivia”
Educación  •  Según la Unesco, continúa la disparidad en la educación de indígenas y no indígenas
Publicaciones  •  La revista Estudios Bolivianos revisa dos décadas de aportes
Ciencia •  Según investigadores del IIF: El proyecto ALPACA pondrá al país a la vanguardia de la investigación científica
Investigación •  Dos sistematizaciones recuperan la contribución del PIEB al país
Opinión •  Conocer para cambiar: el milagro del PIEB
Opinión •  Los desafíos de investigar la realidad boliviana
Opinión •  Dos décadas ganadas


 
© Periódico Digital de Investigación sobre Bolivia
Nº de Depósito Legal 4-3-75-12
ISSN 2304-5221
Av. Arce 2799, esq. Calle Cordero, Ed. Fortaleza · Piso 6 · Oficina 601. Teléfonos: 2432582 - 2431866 · Fax 2435235