DESTACAMOS >>> 
  • Esta semana, descargue estudios de la convocatoria Racismo, discriminación y relaciones socioculturales en Bolivia
  • El Periódico Digital del PIEB forma parte de la nómina mundial del Observatorio de Nuevos Medios digitales
  • El PD_PIEB pone en línea el reportaje Esterilizaciones en adolescentes en Bolivia
  • Esta semana, descargue estudios de la convocatoria Racismo, discriminación y relaciones socioculturales en Bolivia
  • El Periódico Digital del PIEB forma parte de la nómina mundial del Observatorio de Nuevos Medios digitales
  • El PD_PIEB pone en línea el reportaje Esterilizaciones en adolescentes en Bolivia
 
MÁS NOTICIAS
Generacionales / Sociedad  
Las “pandillas” existen hasta que los jóvenes sienten hastío y necesidad de respeto, según estudio
Periódico Digital PIEB • 17-06-2013 pandillas Pachaguaya Periódico Digital PIEBComo en todo ciclo vital, las denominadas “pandillas” nacen, se consolidan y entran en un proceso de decadencia, dice el antropólogo Pedro Pachaguaya, quien ha estudiado a estos grupos juveniles en la zona de Cotahuma de la ciudad de La Paz, donde los adolescentes, hombres y mujeres, llegan a un momento de hastío de su actividad y sienten necesidad de respeto como adultos.

La investigación cualitativa realizada por Pachaguaya muestra a niños y adolescentes que tienen un origen que no necesariamente es una familia violenta o con problemas, en general la familia de los menores se caracteriza por ser de padres trabajadores, aunque desarrollan su vida en un contexto en el que “el alcohol y las fiestas son infaltables en zonas populares”, lo que genera presión social para que las familias sean parte de estas dinámicas folclóricas.

Pero a la vez son estas dinámicas barriales las que atraen a los jóvenes con más fuerza que la perspectiva de continuar en su pequeño grupo con fines de ocio. A medida que avanzan en edad, los jóvenes sienten la necesidad de ser respetados como adultos y el hastío por una actividad que perciben sin rumbo. Entonces comienzan a integrar otros espacios donde son aceptados y pueden practicar también actividades de ocio, como integrar los “grupos establecidos y reconocidos en el barrio”, es decir las fraternidades folclóricas dedicadas a danzas juveniles (caporales). Aunque esta integración todavía sucede en medio de alto consumo de alcohol, esta vez se hace al lado de adultos que no reparan en la minoría de edad de los jóvenes sino que los acogen.

La necesidad de “formalizar” con una pareja también arranca a los jóvenes de los grupos juveniles, así como la presión social para “sentar cabeza” porque “ya no somos changos”, acompañada de otro tipo de aspiraciones como la de formar un negocio, una familia o una actividad que reporte su propio sustento.

El trabajo de campo desarrollado en Cotahuma identificó unos 36 grupos juveniles con diversos intereses, desde el baile, el deporte y las fiestas, hasta las bebidas alcohólicas, las drogas y los robos menores. Los miembros, hombres y mujeres, de los grupos juveniles oscilan entre los 14 y 20 años de edad, que es cuando comienzan a buscar otras perspectivas para su vida. La mayoría de los grupos no tienen inclinaciones hacia actividades vinculadas a la delincuencia o la violencia, y en esos grupos tampoco el liderazgo es un componente central.

Pero en los grupos en los que se practica la violencia, los adolescentes viven un periodo de luchas internas por liderazgo, demostraciones de hombría o masculinidad, machismo exacerbado hacia las mujeres (incluso con casos de violación sexual naturalizada), consumo de alcohol y drogas. Pachaguaya aclara que, sin embargo, son las mismas prácticas que suceden en la sociedad paceña y adulta, aunque un contexto en el que no existe alto tráfico de armas y narcotráfico a gran escala evita que los grupos se conviertan en similares a los que hay en Centroamérica o Argentina.

Referencias bibliográficas:

Mollericona, Juan Yhonny. Las pandillas y su vinculación con el crimen organizado transnacional. En: Revista Estudios Fronterizos: Bolivia. Vol.2 N°2. 2012.

Guaygua, German (et.al.). Ser joven en El Alto: rupturas y continuidades en la tradición cultural. PIEB. La Paz. 2000.


© Los artículos difundidos por el Periódico Digital PIEB
pueden ser reproducidos total o parcialmente, citando la fuente.




 
EN PORTADA
Medio Ambiente  •  Un libro presenta recetas de cocina con productos del bosque amazónico
Sociedad  •  Investigadora: Las políticas aplicadas a la primera infancia en El Alto son insuficientes
Sociedad  •  Bolivia tiene el más alto porcentaje de prevalencia de subalimentación
Instituciones •  Monitoreo detecta aspectos flexibles en selección de candidatos al órgano judicial
Sociedad •  Católicos opinan sobre once causales para que una mujer opte por el aborto
Medio Ambiente •  Gran Chaco boliviano: 930 hectáreas de bosque por día se perdieron entre enero y mayo
Generacionales •  Más de 970 mil niños y niñas están en riesgo de perder el cuidado familiar y parental
Seguridad alimentaria •  El Alto: 84,4% se alimentó en los agachados entre 1 y 3 veces en una semana
Sociedad •  IV Foro Andino Amazónico compartirá experiencias de defensa del territorio


 
© Periódico Digital de Investigación sobre Bolivia
Nº de Depósito Legal 4-3-75-12
ISSN 2304-5221
Av. Arce 2799, esq. Calle Cordero, Ed. Fortaleza · Piso 6 · Oficina 601. Teléfonos: 2432582 - 2431866 · Fax 2435235