DESTACAMOS >>> 
  • "Santa Cruz, 15 años de profundas transformaciones" en el número 36 de T´inkazos, de venta en librerías.
  • En este mes de marzo, les invitamos a leer artículos sobre la situación de las mujeres en Bolivia, en el Dossier del PD-PIEB
  • "Santa Cruz, 15 años de profundas transformaciones" en el número 36 de T´inkazos, de venta en librerías.
  • En este mes de marzo, les invitamos a leer artículos sobre la situación de las mujeres en Bolivia, en el Dossier del PD-PIEB
 
MÁS NOTICIAS
Agro 
El 48% de semillas en Bolivia es certificado, pero la quinua solo llega al 4%
Periódico Digital PIEB • 04-12-2013 semillas certificadas Periódico Digital PIEBEn Bolivia, el 48 por ciento (%) de las semillas que se usa para los cultivos agrícolas es certificado, situándose así entre los países más avanzados de la región en la provisión de simientes de buena calidad, lo que no sucede con la quinua, que alcanza sólo al 4% de certificación semillera, afirma el director del Programa Nacional de Semillas del INIAF, Sergio Rider Andrade.

En entrevista con el Periódico Digital PIEB, el especialista afirma que, resultado del trabajo en semillas que lleva adelante el país desde hace 39 años, Bolivia consolidó un cuarto y/o quinto puesto en la región por encima de Ecuador, Perú, Chile o Venezuela. Ese 48% de semillas certificadas alcanzan a 95.000 toneladas, equivalentes a 3.3 millones de hectáreas cultivadas.

En Sudamérica, el dato de uso más alto es del 68% de semillas certificadas, y el desafío del país es superar el 50% para el año 2016. El Programa Nacional de Semillas certificó aproximadamente 28 especies y más de 250 variedades de semillas que pasan previamente por el Registro Nacional de Variedades.

“El país tiene dividido el uso de semillas por región porque una es la realidad del oriente con más del 70% de semillas certificadas, mientras que en el occidente todavía se tiene problemas para hacer entender al productor, que es mucho mejor trabajar con semillas de buena calidad”, señala.

En el caso de la quinua, Andrade afirma que el problema es aún mayor, pues sólo el 4% de las semillas que se emplean en el altiplano cuenta con certificación. “La quinua es un tema bastante complicado; en el Año Internacional de la Quinua hubo avances, pero en lugar de incrementarse el consumo en el país, este disminuyó, y aunque uno quiera consumir la quinua no hay en el mercado porque casi todo sale al exterior y se está convirtiendo en un producto de élite”, dice.

El precio del quintal de la quinua real en la frontera con Perú alcanzó en lo que va del año a 1.500 bolivianos. Mientras que la producción de quinua en 2012, llegó a 50.566 toneladas, un 32.17% más que en 2011.

Según Andrade, la baja calidad de las semillas de la quinua, no solo incide en los bajos rendimientos de los cultivos en el altiplano –menor a dos toneladas por hectárea-, sino también en los ingresos de los productores porque “los cultivos de quinua siempre van hacer cultivos infestados y mezclados mientras no se tenga semillas de alta calidad, y la gente recién está viendo las ventajas de usar semillas de calidad”.

Lo que es la soya en el oriente -dice el especialista- es la quinua para el occidente, por lo que es necesario ser más competitivos a la hora de producir. “El soyero jamás va usar una semilla no certificada, esa visión es la que falta en los agricultores del occidente, observan el precio, pero no ven la rentabilidad y sus beneficios”.

Destacó que varios estudios muestran que los rendimientos de los cultivos agrícolas se incrementan entre un 25 y 30% con el uso de la semilla certificada, lo que deriva en mejores ingresos para el productor “y asegura lo que tenemos por mandato, garantizar la seguridad alimentaria con soberanía”.
Las ventajas no solo se reflejan en términos de rentabilidad y producción –dice el agrónomo- sino también en la conservación de los suelos, ya que las semillas infestadas o mezcladas pueden llevar enfermedades de una zona a otra y erosionar los suelos.

Contacto: rideran@yahoo.es

© Los artículos difundidos por el Periódico Digital PIEB
pueden ser reproducidos total o parcialmente, citando la fuente.




 
EN PORTADA
Medio Ambiente •  Nuevos instrumentos de gestión del riesgo con énfasis en la prevención
Universidades  •  Universidades de Bélgica alistan invitación a sus pares bolivianas para trabajar juntas
Género  •  El 1,7% de la población ocupada se desempeña como trabajadora del hogar
Especiales  •  Cobija, situación y desafíos frente a las elecciones municipales 2015
Especiales  •  Gestión y gobernabilidad: reto para las nuevas autoridades municipales
Especiales  •  Percepciones ciudadanas y problemas estructurales en Santa Cruz
Especiales •  Retos y desafíos para la gestión municipal de Trinidad
Especiales •  La Paz necesita inversión productiva, generar empleo y dar paso a los jóvenes
Especiales •  Tarija, escenario tibio de la política subnacional
Instituciones •  El IRD, cuatro décadas formando e investigando en temas estratégicos para Bolivia
Especiales •  Cochabamba, la polarización política puede afectar a la gestión del municipio
Especiales •  En Chuquisaca están soslayados temas de gestión y alternativas de desarrollo


 
© Periódico Digital de Investigación sobre Bolivia
Nº de Depósito Legal 4-3-75-12
ISSN 2304-5221
Av. Arce 2799, esq. Calle Cordero, Ed. Fortaleza · Piso 6 · Oficina 601. Teléfonos: 2432582 - 2431866 · Fax 2435235