DESTACAMOS >>> 
  • El PIEB inició un recorrido por su historia que en breve habrá cobrado 20 años, e invita a participar de él a través de la ventana especial en el lateral derecho del portal.
  • El PIEB inició un recorrido por su historia que en breve habrá cobrado 20 años, e invita a participar de él a través de la ventana especial en el lateral derecho del portal.
 
MÁS NOTICIAS
Sociedad / Historia  
20 mil indígenas participaron en la Guerra del Chaco

Periódico Digital PIEB • 08-06-2011 No tenían noción de Patria, mucho menos noción de a donde se dirigían. Pero una investigación del historiador Pablo Michel arroja el dato de que cerca de 20 mil “indios”, indígenas u originarios, defendieron la integridad del territorio nacional en la Guerra del Chaco, esto a horas nomás de cumplirse un nuevo recordatorio del día en que cesó el fuego entre ambos países (14 de junio).

“La coyuntura actual nos llevó a indagar sobre este tema, la participación de los indígenas en el acontecer nacional”, explica Michel. Según narra, la investigación lo condujo a determinar que el “indio”, previo a la contienda con Paraguay, no había participado en confrontamientos bélicos ni formaba parte del ejército pues no era considerado ciudadano, era simplemente un pongo. Y nada más.

“Es a partir de las misiones alemanas, en la década del 20 del siglo pasado, durante la presidencia de Hernando Siles, que el hombre originario empieza de a poco a tomar un papel activo dentro de los Regimientos, pues antes sólo se limitaba a acompañar a las mulas y a la carga de víveres”, explica el historiador.

El objetivo de la incorporación del “indio” en el ejército era civilizatorio, según los estudios de Michel. El ejército boliviano tenía que servir, además de constituirse en la institución militar, para educar a los indígenas en una época en que los servicios de instrucción no podían llegar a cumplir con éxito aquella tarea, y entonces se le delegó esta dura faena a las Fuerzas Armadas. “Había mucha reticencia en la incorporación de los ‘indios’ a los Regimientos, no sólo por oposición de las mismas comunidades autóctonas, sino también entre los terratenientes que veían en aquella fricción la pérdida de su mano de obra”.

Según dice Michel, una vez que estalla la guerra (1932), durante el gobierno de Daniel Salamanca, ésta en un principio no tomó en cuenta al indígena. En una segunda fase, el “indio” es raptado “como ganado” para cubrir aquellos huecos que empezaban a dejar las bajas del lado boliviano. “En una tercera etapa, se sucede un cambio muy interesante, pues los ‘indios’, por voluntad propia, se incorporan al ejército llevados incluso por sus padres. Y no sólo eso, llevan ganado o algunos víveres durante la guerra; los indígenas desde aquel momento empiezan a tener un sentido de pertenencia gracias a la contienda”, explica el investigador, “en la trinchera empieza a surgir un sentimiento de bolivianidad y también surgen los primeros héroes indígenas, como el sargento Valentín Condori”.

El historiador también explica que el hombre quechua habría resultado ser un guerrero con cualidades militares excepcionales, no tanto así los indígenas del oriente o los aymaras. “Hans Kundt (General alemán del ejército boliviano) decía que el soldado indígena boliviano era un soldado que se adaptaba a todo, que era un gran luchador. Lo ubicaba después de los soldados alemanes”, a decir de Michel.

Cuando el ejército paraguayo, una vez finalizada la guerra, inició su campaña de retirada, el Teniente Coronel José Félix Estigarribia, al ver los cuerpos fallecientes de los soldados indígenas bolivianos, pronunció una frase que bien podría resumir lo asegurado por Kundt. “Bolivia no tiene suficiente bronce para hacer monumentos a los soldados de este origen”.

© Los artículos difundidos por el Periódico Digital PIEB
pueden ser reproducidos total o parcialmente, citando la fuente.




 
EN PORTADA
Investigación •  Ocho libros sobre Nación y Estado Plurinacional son presentados este viernes en La Paz
Agro  •  La concentración de tierras, uno de los “temas calientes” de la política agraria en Ecuador
Historia  •  Domésticos y salvajes: Ana María Lema encuentra pistas de la presencia de los animales en la vida del siglo XIX
Educación  •  El avance hacia la educación primaria universal sufre un estancamiento a nivel mundial
Instituciones  •  UNIR realiza una consulta ciudadana sobre las noticias de las elecciones 2014
Generacionales  •  El 92% de niños, niñas y adolescentes en La Paz no participan del mercado laboral
Universidades  •  La U-PIEB cumple 12 años en el campo de la formación en investigación
Sociedad •  Investigador anuncia la transición de la televisión analógica a la televisión digital
Urbes •  Investigación recorre “La historia del transporte paceño”
Instituciones •  En 30 años, la interacción social del CIDES ha permitido visibilizar problemas “escondidos” en la sociedad
Economía •  La Paz tiene amplia oferta de formación en área financiera, pero escasa en tema productivo
Población •  Siete episodios en territorio boliviano son protagonistas de reporte “Mundo indígena 2014”
Historia •  Banderas y banderolas bolivianas, como trofeo de guerra en el Museo de Historia Nacional de Chile
Contaminación •  Pilcomayo, unos cinco municipios de los Cintis usan el agua para consumo humano directo
Instituciones •  CEJIS conmemora 36 años de acompañamiento a las luchas de los pueblos indígenas
Medio Ambiente •  En más de una década se registraron 32 millones de hectáreas quemadas o incendiadas
Género •  Mujeres de grupos armados, lejos de la cúpula y de plantear la emancipación femenina
Economía •  Estudio: Los emprendedores no crecen por falta de capital o mano de obra de calidad
Instituciones •  Mario Yapu: “En la experiencia del PIEB la formación sale de los muros de las aulas“


 
© Periódico Digital de Investigación sobre Bolivia
Nº de Depósito Legal 4-3-75-12
ISSN 2304-5221
Av. Arce 2799, esq. Calle Cordero, Ed. Fortaleza · Piso 6 · Oficina 601. Teléfonos: 2432582 - 2431866 · Fax 2435235