DESTACAMOS >>> 
  • El PIEB inició un recorrido por su historia que en breve habrá cobrado 20 años, e invita a participar de él a través de la ventana especial en el lateral derecho del portal.
  • El PIEB inició un recorrido por su historia que en breve habrá cobrado 20 años, e invita a participar de él a través de la ventana especial en el lateral derecho del portal.
 
MÁS NOTICIAS
Sociedad / Historia  
20 mil indígenas participaron en la Guerra del Chaco

Periódico Digital PIEB • 08-06-2011 No tenían noción de Patria, mucho menos noción de a donde se dirigían. Pero una investigación del historiador Pablo Michel arroja el dato de que cerca de 20 mil “indios”, indígenas u originarios, defendieron la integridad del territorio nacional en la Guerra del Chaco, esto a horas nomás de cumplirse un nuevo recordatorio del día en que cesó el fuego entre ambos países (14 de junio).

“La coyuntura actual nos llevó a indagar sobre este tema, la participación de los indígenas en el acontecer nacional”, explica Michel. Según narra, la investigación lo condujo a determinar que el “indio”, previo a la contienda con Paraguay, no había participado en confrontamientos bélicos ni formaba parte del ejército pues no era considerado ciudadano, era simplemente un pongo. Y nada más.

“Es a partir de las misiones alemanas, en la década del 20 del siglo pasado, durante la presidencia de Hernando Siles, que el hombre originario empieza de a poco a tomar un papel activo dentro de los Regimientos, pues antes sólo se limitaba a acompañar a las mulas y a la carga de víveres”, explica el historiador.

El objetivo de la incorporación del “indio” en el ejército era civilizatorio, según los estudios de Michel. El ejército boliviano tenía que servir, además de constituirse en la institución militar, para educar a los indígenas en una época en que los servicios de instrucción no podían llegar a cumplir con éxito aquella tarea, y entonces se le delegó esta dura faena a las Fuerzas Armadas. “Había mucha reticencia en la incorporación de los ‘indios’ a los Regimientos, no sólo por oposición de las mismas comunidades autóctonas, sino también entre los terratenientes que veían en aquella fricción la pérdida de su mano de obra”.

Según dice Michel, una vez que estalla la guerra (1932), durante el gobierno de Daniel Salamanca, ésta en un principio no tomó en cuenta al indígena. En una segunda fase, el “indio” es raptado “como ganado” para cubrir aquellos huecos que empezaban a dejar las bajas del lado boliviano. “En una tercera etapa, se sucede un cambio muy interesante, pues los ‘indios’, por voluntad propia, se incorporan al ejército llevados incluso por sus padres. Y no sólo eso, llevan ganado o algunos víveres durante la guerra; los indígenas desde aquel momento empiezan a tener un sentido de pertenencia gracias a la contienda”, explica el investigador, “en la trinchera empieza a surgir un sentimiento de bolivianidad y también surgen los primeros héroes indígenas, como el sargento Valentín Condori”.

El historiador también explica que el hombre quechua habría resultado ser un guerrero con cualidades militares excepcionales, no tanto así los indígenas del oriente o los aymaras. “Hans Kundt (General alemán del ejército boliviano) decía que el soldado indígena boliviano era un soldado que se adaptaba a todo, que era un gran luchador. Lo ubicaba después de los soldados alemanes”, a decir de Michel.

Cuando el ejército paraguayo, una vez finalizada la guerra, inició su campaña de retirada, el Teniente Coronel José Félix Estigarribia, al ver los cuerpos fallecientes de los soldados indígenas bolivianos, pronunció una frase que bien podría resumir lo asegurado por Kundt. “Bolivia no tiene suficiente bronce para hacer monumentos a los soldados de este origen”.

© Los artículos difundidos por el Periódico Digital PIEB
pueden ser reproducidos total o parcialmente, citando la fuente.




 
EN PORTADA
 •  Cuatro instituciones de Tarija reconocen los aportes del PIEB
 •  Investigación en producción de papa en Chuquisaca muestra sus frutos
 •  La población identifica cuatro “sistemas médicos” para enfrentar las enfermedades
 •  Invitan a una jornada sobre “La investigación y su incidencia en políticas públicas”
 •  Laboratorio de la UMSA trabaja con células madre para curar úlceras de escara
 •  La feria Frutos de la Madre Tierra reunirá en La Paz a 20 iniciativas comunitarias bioculturales
 •  El Domingo de Gloria también se celebra con patak pollera en La Paz
 •  La trata y tráfico de personas tiene una norma ambiciosa pero poco eficaz en los hechos
 •  Alertan de 10 enfermedades antiguas y nuevas transmitidas por vectores
 •  Santa Cruz: Investigan participación indígena en el espacio político departamental y municipal
 •  Las gestas de la independencia aún esconden una memoria histórica y ritual
 •  En una megaciudad se tarda hasta hora y media para ir a un lugar de ida y vuelta
 •  Bolivia marca exiguos índices en desarrollo de las TIC y disminución de su brecha digital
 •  Plan Cóndor, documentos de cinco países ahora concentrados para los investigadores
 •  Santa Cruz: Investigan uso de redes sociales como satisfactores de necesidades entre los jóvenes
 •  Tarija en cifras: En una década hay más autos, más casas y más cuentas bancarias
 •  Investigadores derrumban mitos y leyendas falsas de la historia y el imaginario boliviano


 
© Periódico Digital de Investigación sobre Bolivia
Nº de Depósito Legal 4-3-75-12
ISSN 2304-5221
Av. Arce 2799, esq. Calle Cordero, Ed. Fortaleza · Piso 6 · Oficina 601. Teléfonos: 2432582 - 2431866 · Fax 2435235