DESTACAMOS >>> 
  • "Santa Cruz, 15 años de profundas transformaciones" en el número 36 de T´inkazos, de venta en librerías.
  • Investigadoras e investigadores reflexionan sobre los retos de gobernabilidad y gestión para los municipios de ciudades capitales, en el Dossier del PD-PIEB
  • "Santa Cruz, 15 años de profundas transformaciones" en el número 36 de T´inkazos, de venta en librerías.
  • Investigadoras e investigadores reflexionan sobre los retos de gobernabilidad y gestión para los municipios de ciudades capitales, en el Dossier del PD-PIEB
 
MÁS NOTICIAS
Sociedad / Seguridad alimentaria  
El isaño, un tubérculo despreciado pero importante para la seguridad alimentaria
Periódico Digital PIEB • 16-08-2012 Isaño Seguridad Alimentaria Periódico Digital PIEBEl isaño es un tubérculo que podría contribuir a la seguridad alimentaria de la población, por su capacidad de aportar a la nutrición diaria de las personas, pero su producción está orientada al autoconsumo de las familias campesinas por su escaso valor o aprecio en el mercado.

La ingeniera agrónoma Adela Castañeta desarrolló la “Evaluación del sistema de producción tradicional del cultivo del isaño (Tropaeolum tuberosum) en dos comunidades del altiplano norte”, que fue difundida en el Diálogo de Saberes Alimentarios para Vivir Bien organizado por el Taller de Historia Oral Andina.

La investigadora trabajó sobre entrevistas a las y los campesinos acerca del proceso productivo, las aplicaciones del isaño en la vida cotidiana en el campo, la evaluación de rentabilidad del cultivo y la descripción de ecotipos. El objetivo fue reconocer las pontencialidades y limitaciones del isaño para efectos de la seguridad alimentaria.

En la zona de estudio, formada por las poblaciones de Morocollo y Apuvillque, de la provincia Omasuyos de La Paz, la tenencia de la tierra va de 4,1 a 8 hectáreas y 20 a 35 ovejas o 4 a 7 vacas para los campesinos medios, mientras que los campesinos de nivel económico bajo tienen entre 2 a 4 hectáreas y hasta 20 ovejas o hasta 3 vacas.

Castañeta eligió cuatro familias, estudios de caso, planteando criterios de selección que toman en cuenta el nivel económico (bajo, medio) y la jefatura de hogar (hombre, mujeres), a quienes siguió en un ciclo completo de producción.

Los resultados muestran que a pesar de ser un tubérculo de importante nivel proteínico (entre 3,08% a 3,87%, según los ecotipos), el isaño es un cultivo de escasa importancia para los campesinos, relegado, por eso su producción es reducida (de 2 a 12 arrobas por caso) para el autoconsumo y para la obtención de semillas.

“No está valorizado para nosotros”, “sirve para hacer thayacha, solo en su época, no sirve para guardar como la papa”, “a veces ni siquiera hacemos aporque (preparar el suelo)”, “no le damos importancia”, “es lo último que se saca (cosecha)”, son algunos de los testimonios recogidos por la investigadora entre los campesinos.

El isaño se utiliza en la alimentación para acompañar sopas, y su infusión es para problemas urinarios y de próstata en los varones. A nivel agrícola tiene un alto rendimiento, crece en circunstancias adversas de riego, enfermedades y nutrientes del suelo, y es un cultivo que sirve como barrera sanitaria para la papa por sus propiedades bactericidas y fungicidas.

Sin embargo, dice Castañeta, en un análisis del rendimiento se verificó que si los campesinos deciden llevar el isaño al mercado no necesariamente obtienen ganancia y pueden incluso “regalar” su mano de obra al no incorporar este costo en el precio en el mercado. La relación beneficio/costo de los campesinos va desde 1.56 (ganancia) hasta 0.62) pérdida tomando en cuenta los cuatro casos.

“Muchos agricultores no se dan cuenta de si están ganando o están perdiendo, su mano de obra prácticamente la regalan”, dice Castañeta, quien aclara que, haciendo a un lado los cálculos del costo de producción, se puede asegurar que el isaño es un cultivo que aporta de manera importante a la seguridad alimentaria de las familias de pequeños campesinos.

La agrónoma Adela Castañeta, que se ha especializado en investigación en productos lácteos, puede ser contactada en el correo adela.lacteos@gmail.com.

© Los artículos difundidos por el Periódico Digital PIEB
pueden ser reproducidos total o parcialmente, citando la fuente.




 
EN PORTADA
Tecnología •  Laboratoristas del CIDTA definen fecha de caducidad de un alimento
Antropología  •  Antropólogos, ¿kharisiris que extraen conocimiento para beneficio propio?
Instituciones  •  El PIEB lleva 320 títulos de su línea editorial a la FIL de Santa Cruz de la Sierra
Instituciones  •  Universidades y observatorios se reúnen para analizar la trata y tráfico de personas
Instituciones  •  CEDURE: 20 años de aporte al desarrollo urbano desde Santa Cruz de la Sierra
Género  •  Mujeres dejan estudios por embarazo, pero muchas más por falta de recursos
Publicaciones  •  U-PIEB publica “Pautas metodológicas para investigar”
Investigación •  Historias paleontológicas de “cuando el altiplano estaba a nivel del mar”
Cambio Climático •  Pocas especies de árboles amazónicos almacenan grandes cantidades de CO2
Publicaciones •  Sergio Lea Plaza presenta un libro sobre la política y filosofía en la poesía de Roberto Echazú
Medio Ambiente •  Titicaca: mueren peces, anfibios y aves por falta de oxígeno disuelto en el agua
Salud •  El vector del Chagas es detectado en el 7% de viviendas de zona tarijeña
Salud •  A pesar del cambio climático, se pueden atenuar los impactos en la salud
Especiales •  PIEB: Rubén Vargas contribuyó a la formación de investigadores en Bolivia
Sociedad •  “Bolivia es un ejemplo atípico” de apuesta por el trabajo infantil para menores de 14


 
© Periódico Digital de Investigación sobre Bolivia
Nº de Depósito Legal 4-3-75-12
ISSN 2304-5221
Av. Arce 2799, esq. Calle Cordero, Ed. Fortaleza · Piso 6 · Oficina 601. Teléfonos: 2432582 - 2431866 · Fax 2435235