DESTACAMOS >>> 
  • El PD_PIEB volverá a actualizar sus ediciones diarias en las primeras semanas del año 2018
  • La Biblioteca virtual del PIEB está permanentemente abierta con 244 títulos para libre descarga
  • Le invitamos a recapitular temas de investigación recurrentes en 2017: Justicia en Bolivia; Medio Ambiente y Contaminación; Mujeres
  • El PD_PIEB volverá a actualizar sus ediciones diarias en las primeras semanas del año 2018
  • La Biblioteca virtual del PIEB está permanentemente abierta con 244 títulos para libre descarga
  • Le invitamos a recapitular temas de investigación recurrentes en 2017: Justicia en Bolivia; Medio Ambiente y Contaminación; Mujeres
 
MÁS NOTICIAS
Economía / Agro  
Investigador dice que el minifundio dejó de interesar a investigadores y técnicos
Periódico Digital PIEB • 24-11-2014 class="MsoNormal" style="margin-bottom:0cm;margin-bottom:.0001pt;line-height: normal" Minifundio Campesino Periódico Digital PIEBEl minifundio es una expresión de la realidad agraria del país que ha dejado de ser estudiada y de ser relacionada con el latifundio, dice el investigador de temas agrarios José Nuñez del Prado. Pero el problema del minifundio está vivo, aunque tiene además otras características, como haber pasado de la diversificación a la especialización o monoproducción y haberse acercado a la vida urbana.


“El minifundio no fue el centro de políticas públicas ni el centro de investigación académica siquiera”, dijo Núñez del Prado para referirse a los últimos años de tratamiento del tema agrícola en el país. Los técnicos y los investigadores abordaron al minifundio y al latifundio como fenómenos separados, susceptibles de políticas y tratamientos diferentes; posteriormente la creación de las tierras comunitarias de origen para pueblos indígenas y de las áreas protegidas terminó por desplazar la atención del problema del minifundio.


Más allá de que sea innegable el aporte del campesino minifundista a la alimentación del país, Núñez del Prado explicó que es complicado encasillar al minifundio en características de cantidad y propiedad de la tierra, menos si se considera que el proceso de saneamiento está incompleto en las zonas de prevalencia del minifundio, falta información censal y el tema ha sido ignorado en la discusión electoral recién pasada.

Si bien el tamaño de la propiedad agraria es importante para definir el minifundio, existen otros factores que relativizan la cantidad de tierra en propiedad de las personas. “Una hectárea alrededor de la zona lacustre en terreno húmedo y con (adecuada) salinidad del suelo, puede ser fértil; esa misma hectárea en Pacajes es un pedazo inservible, en Pacajes se tiene en promedio 40 hectáreas (por propietario), son economías de pastores donde 40 hectáreas es nada, es minifundio”, dijo Núñez del Prado.

Además el minifundio no es el mismo de los años 50 cuando investigadores y técnicos pensaban en dar solución a este problema. El investigador del CIDES explicó que existen otros factores que actualmente definen el perfil del minifundio, entre ellos haber pasado de una economía campesina casi agroecológica y diversificada, a la superespecialización o monoproducción que por ejemplo ha conformado los cinturones lecheros de La Paz y Cochabamba, y que deriva en la dependencia de grandes empresas acopiadoras como la PIL o la Nestlé.

El minifundista de ahora se maneja además con crédito, con agroquímicos, con cierta maquinaria, con apoyo de cooperantes internacionales, es decir es una expresión “en pequeñito de la revolución verde”. Otro factor identificado por Núñez del Prado es la aparición de ferias en las ciudades intermedias, que de cierta manera han urbanizado a los campesinos en distintos niveles (vivienda, educación de sus hijos, cultura, etcétera).


“El minifundio es un problemón, tenemos que asumirlo… Es un tema que es de distribución del poder, de distribución de activos en el país, hay formas de asumir, hay planteamientos. Otros dicen que necesitamos una nueva reforma agraria, a diferencia de Álvaro García Linera que dice que no se necesita nada, que hay justicia distributiva de tierras”, comentó Núñez del Prado. Sin embargo, el abordaje del tema en su criterio debe pasar por analizar el tema de manera integral, sin reflexionar sobre mundos separados (rural y urbano), y considerando un viraje agroalimentario a nivel nacional.


José Núñez del Prado habló sobre este tema en una mesa de trabajo en el marco del seminario “Recientes transformaciones agrarias en Bolivia”, organizado por TIERRA, hace dos semanas en La Paz.
© Los artículos difundidos por el Periódico Digital PIEB
pueden ser reproducidos total o parcialmente, citando la fuente.




 
EN PORTADA
PIEB •  La Biblioteca del PIEB ofrece 244 títulos y se acerca a 70 mil descargas
Sociedad  •  Universitarios: los hombres identifican menos situaciones de violencia que las mujeres
Culturas  •  La Carrera de Historia de la UMSA cierra el año con una revista y dos libros
Culturas  •  Albó escribe su anecdotario que refleja también la vida y personajes del país
Sociedad •  La educación pensada para dar habilidades técnicas a las personas con discapacidad
Instituciones •  Monitoreo detecta aspectos flexibles en selección de candidatos al órgano judicial
Sociedad •  Investigación muestra una emergencia urbana en Bolivia en el contexto neoliberal
Política •  ¿Cómo se materializa en los hechos el Estado laico?
Sociedad •  La Paz: Número de comerciantes no ha crecido en seis años
Medio Ambiente •  Gran Chaco boliviano: 930 hectáreas de bosque por día se perdieron entre enero y mayo
Sociedad •  La presión externa sobre los chiquitanos y su estrategia para mantener su territorio
Sociedad •  Xavier Albó recibe galardón que premia el compromiso con la academia y el activismo


 
© Periódico Digital de Investigación sobre Bolivia
Nº de Depósito Legal 4-3-75-12
ISSN 2304-5221
Av. Arce 2799, esq. Calle Cordero, Ed. Fortaleza · Piso 6 · Oficina 601. Teléfonos: 2432582 - 2431866 · Fax 2435235