DESTACAMOS >>> 
  • Esta semana en la Biblioteca del PIEB, descargue investigaciones realizadas en Oruro sobre impactos de la minería y el petróleo en el medio ambiente
  • Esta semana en la Biblioteca del PIEB, descargue investigaciones realizadas en Oruro sobre impactos de la minería y el petróleo en el medio ambiente
Número: 32

El censo en Bolivia, una herramienta para el desarrollo
diciembre, 2012
Director: Hubert Mazurek
 
Presentación:

Presentación


Bolivia espera con mucha impaciencia, algo de curiosidad y también con un toque de angustia los resultados del Censo Nacional de Población y Vivienda 2012. Diez años que el país no tiene una mirada de sí mismo, y con tantos trastornos políticos (cinco presidentes desde 2001, no es nada) y la aceleración de la presión global, es necesario saber cómo está la sociedad en relación a su juventud, sus migrantes, su género, su pobreza, su territorio, etcétera.


Dedicar un número especial de T’inkazos al censo nos da la posibilidad de afirmar la importancia de este evento para el conocimiento del país, pero, sobre todo, para la construcción de nuevas políticas. El censo, en ese sentido, es un evento técnico pero también científico; el análisis en demografía, geografía, economía, sociología puede ser renovado por medio de un examen fino de esta base de datos, considerada como fiable y exhaustiva; es una herramienta inigualable para investigar el pasado y el futuro de la sociedad.


La sección de Diálogo Académico incluye el resultado de un conversatorio y cuatro artículos orientados a mostrar la importancia del censo en diferentes disciplinas de las ciencias sociales y las potencialidades de su uso. En el primer caso, invitamos a cinco especialistas que fueron, en un momento, actores directos de la realización o del uso de los censos; también son representativos de disciplinas que utilizan el censo como elemento original de sus investigaciones.  Silvia Escóbar, Erwin Galoppo, Herbert Müller, Luis Pereira y Salvador Romero coinciden en la importancia del uso del censo para, por un lado, realizar un balance de la dinámica de la sociedad; y, por otro, preparar políticas más adecuadas a la realidad actual. Los participantes, también, alertan sobre las condiciones para que un evento tan peculiar pueda ser realmente útil.


Los autores de los cuatro artículos siguientes trabajan sobre temas centrales del censo. Xavier Albó muestra la dificultad de integrar una real estimación de la población “indígena” dentro de las variables del censo, dejando algunas pistas de trabajo en relación a lo urbano, o a los derechos en los cuales el censo no debería tener tanta incidencia. En la misma dirección, Nelson Antequera afirma que los grandes equilibrios del espacio nacional dependen hoy en día de la importancia relativa de las aglomeraciones y de las ciudades intermedias, dato que el censo evidenciará y, en torno al cual, se deben desarrollar nuevas investigaciones. Oscar Bazoberry considera al censo como una oportunidad histórica para la reactivación de un sistema de información que observe con mayor detenimiento y sistematicidad las estadísticas agropecuarias y forestales de cara a promover un desarrollo rural efectivo de base campesina indígena. Por  último, René Pereira nos recuerda que el censo es ante todo un instrumento para construir políticas de población, que son la raíz de las políticas de planificación y de las políticas sectoriales, y por ello deberían estar al centro del dispositivo del Estado. Todos los autores comparten una gran esperanza y entusiasmo sobre la utilidad del Censo 2012, y esperamos que el recorrido que plantea T’inkazos permita estimular la producción científica alrededor de estas temáticas.


La sección de Investigaciones presenta los resultados de dos estudios para entender el uso de los recursos naturales y el valor del territorio en los modos de vivir de los pueblos indígenas. Jorge Rojas brinda un panorama sobre la economía del incienso en el pueblo Leco de Apolo, actividad que se ha convertido en un ejemplo del aprovechamiento sostenible de los recursos forestales no maderables; la adecuación de la diversificación productiva y la construcción de una gestión territorial compartida con las instituciones sería garantía de esta sostenibilidad. Por otro lado, Wilder Molina muestra que la diversificación productiva y el territorio constituyen los pilares del modo de vivir entre los indígenas de San Ignacio de Mojos, en el departamento del Beni; su investigación es una lección para que, de manera urgente, modifiquemos nuestra mirada y concepción de las “políticas de desarrollo” y del vivir bien.


En Artículos, la revista publica dos aportes. El primero, de Virginia Aillón, presenta los resultados de una evaluación bibliométrica aplicada a la colección editorial del Programa de Investigación Estratégica en Bolivia (PIEB). Los resultados visibilizan el impacto del Programa en la generación y circulación del conocimiento, y su contribución a la democratización del acceso a la información. En el segundo artículo, Daniel Bello retoma el debate de la construcción de la territorialidad como factor de respuesta positiva a la globalización. Partiendo de algunos autores clásicos de la globalización y del desarrollo endógeno, el autor analiza los desafíos que enfrenta la Alianza Estratégica Aymaras sin Fronteras.


La revista Umbrales es la invitada especial de la sección Miradas. En el artículo se puede leer el importante recorrido y aporte de esta publicación periódica del Posgrado en Ciencias del Desarrollo de la Universidad Mayor de San Andrés (CIDES-UMSA) que hoy en día es parte ineludible del paisaje académico en Bolivia y en la región.


En Reseñas y Comentarios prestigiosos investigadores abordan los principales aportes de 14 libros de publicación reciente cubriendo un interesante abanico de temas que van desde el medio ambiente, la educación, la historia regional, los significados y representaciones del vivir bien, la territorialidad indígena, hasta la investigación del arte rupestre. Todo este abundante material viene acompañado del arte y la mirada crítica de Marco Tóxico, un ilustrador, diseñador y artista gráfico boliviano a quien le agradecemos por compartir con nosotros su trabajo creativo.


Para concluir, el aporte de este número me lleva a una reflexión: el sentido crítico -en la construcción de herramientas, en el uso de las herramientas, en la interpretación del mundo social, en la “descolonización” de nuestra propia investigación- es un elemento fundamental del trabajo de todo investigador, y en eso, la posibilidad de publicar en revistas como T’inkazos es un bien inestimable.

 

Hubert Mazurek
Director



© Periódico Digital de Investigación sobre Bolivia
Nº de Depósito Legal 4-3-75-12
ISSN 2304-5221
Av. Arce 2799, esq. Calle Cordero, Ed. Fortaleza · Piso 6 · Oficina 601. Teléfonos: 2432582 - 2431866 · Fax 2435235