DESTACAMOS >>> 
  • En línea en la Biblioteca virtual del PIEB, esta semana, investigaciones sobre ruralidad, etnicidad, interculturalidad y medio ambiente en Tarija
  • En línea en la Biblioteca virtual del PIEB, esta semana, investigaciones sobre ruralidad, etnicidad, interculturalidad y medio ambiente en Tarija
Número: 7

Un adiós con textos orientales
septiembre, 2000
Director: Rafael Archondo
 
Presentación:

Ya van siete números de nuestra revista, tres años de trajín transcurridos como un suspiro en medio de artículos, cuadros, tablas, hipótesis y sesudas conclusiones. Hasta aquí T’inkazos se ha ido abriendo brecha lentamente, apegada a su regularidad cuatrimestral, a su bello diseño y a sus aportes escritos, casi tan importantes como la obra del pintor elegido para cada número. De esa forma, paso a paso se fue haciendo colección y ya incluso apareció como regalo de buen precio en la V Feria del Libro realizada hace poco en La Paz. Nuestra publicación se desarrolla con el mismo vigor del Programa de Investigación Estratégica en Bolivia (PIEB), esa fuente de renovación en las ciencias sociales del país, que le dio origen y la seguirá respaldando.

Todo párrafo anterior tiene olor a despedida. En efecto el número ocho de T’inkazos, el último del año 2000, estará a cargo de un nuevo mando. La historiadora Rossana Barragán asumirá la dirección de esta aventura editorial, después de la salida al público del número que usted tiene en sus manos. De mi parte, sale un cariñoso abrazo para todos los que contribuyeron a que esta primera etapa estuviera llena de realizaciones e ideas aplicadas con pertinencia sobre el bullente torrente de la vida. Esto va para los diseñadores Sergio Vega, Gabriel Mariaca y sobretodo a Wilmer Galarza, quien prosiguió con la tradición estética durante los últimos cinco números. Lo mismo para los cientistas sociales que entregaron su aporte en prosa y los periodistas culturales que cooperaron en la sección destinada a sus preocupaciones. El primer abrazo parte para los artistas que nos entregaron generosos el aporte de sus lienzos: Ricardo Pérez Alcalá, Alex Zapata, Giomar Mesa, Raúl Lara, Tito Kuramoto, Gildaro Antezana, Lorgio Vaca y ahora el genial Fernando Rodriguez Casas.

Con seguridad la nueva conducción a cargo de Rossana Barragán le dará un nuevo impulso a T’inkazos, ese soplo vital que suele traer toda renovación. Mil felicidades a futuro.

Hasta ahí el adiós. Pasemos ahora a nuestro número siete que esta poblado de textos orientales. Así la mayor parte de sus autores se ocupa de la Amazonía boliviana, sus aires productivos, su dinámica muncicipal y su composición étnica. El pelotón de investigadores de estos temas está encabezado por Gonzalo Rojas y Luis Tapia, quienes se ocupan de las élites en el Beni, en cuyos espíritus indagan sobre inclinaciones hacia el corporativismo, la democracia o el liderazgo moderno. Le sigue Ana María Lema y su mirada sobre tres municipios de fuerte presencia indígena. Por su parte Miguel Urioste, que en territorios similares explora los dilemas de la tenencia de la tierra en las zonas tropicales de Bolivia. Mónica Antezana completa la nómina situada más al norte, en el olvidado Pando, desde donde analiza las condiciones y potencialidades nutricionales de sus habitantes en el área rural. Todos estos aportes ponen en claro que el PIEB es un proyecto que se arraiga en distintos espacios territoriales y está lejos de actuar bajo la lógica centralista que aún domina Bolivia. Un coloquio entre tres intelectuales cruceños referido a la identidad del Oriente boliviano completa este abanico de aproximaciones a la realidad amazónica de un país conocido antes en el exterior bajo las siluetas de ponchos, vicuñas y montañas nevadas.

Un complemento distinto lo ofrece Esteban Ticona quien publica en este número una entrevista con Bartolomé Clavero, un experto español en derecho para los pueblos indígenas, que visitó la Universidad de la Cordillera en La Paz. Por su parte, Luis Verdesoto, un ecuatoriano amigo del país, escribe una reseña completa del Informe de Desarrollo Humano 2000 en Bolivia y su coordinador Fernando Calderón, hace lo mismo con un documento similar, pero de escala mundial concentrado en el tema de los derechos humanos. Esa entonces, la presentación del presente número, que como ya se dijo, marca el viaje de una nueva época en este revista.



© Periódico Digital de Investigación sobre Bolivia
Nº de Depósito Legal 4-3-75-12
ISSN 2304-5221
Av. Arce 2799, esq. Calle Cordero, Ed. Fortaleza · Piso 6 · Oficina 601. Teléfonos: 2432582 - 2431866 · Fax 2435235